Caso Gianelli: "Por la cantidad de pruebas, las familias esperan una condena" | 0223

Caso Gianelli: "Por la cantidad de pruebas, las familias esperan una condena"

Lo afirmó el abogado César Sivo, que representa a 16 de las 30 familias que acusan a la docente Analía Schwartz por abuso sexual infantil. Sostuvo que la defensa "postula la violación a la intimidad de esas familias" de las víctimas. 

Sivo confía en un fallo favorable de la justicia. Foto: 0223

17 de Octubre de 2022 15:19

Por Redacción 0223

PARA 0223

Este lunes arrancó el segundo juicio por el que se acusa a la docente Analía Schwartz de cometer abuso sexual contra varios niños del colegio Gianelli y del jardín de infantes Mamina del instituto Fleming. La defensa, advierte que por la "cantidad de pruebas", es posible una condena contra la maestra.

En declaraciones a 0223, el abogado César Sivo, que representa a 16 de las 30 familias de la parte acusatoria, sostuvo que las familias "tienen un nivel de angustia muy alto y con mucha expectativa y esperanza", ya que recordó, pasaron casi 10 años de haber transcurrido el supuesto delito. "La justicia abre a desandar un camino con una expectativa que en función de lo que resuelve Casación y lo que las partes acusadoras entendemos, que tenemos a nuestra disposición, una expectativa de un resultado favorable. Si se puede decir que en esto lo haya. Las familias esperan una sanción, una condena", indicó el letrado.

Para Sivo, "esas niñas y niños hoy tienen 12, 13, 14 y 15 años y manejan redes sociales, tienen información, saben la existencia del juicio. En esos entornos familiares, hay que trabajar en la contención de cada uno de esos pequeños y en cómo los padres pueden pasar un proceso que dura 3 meses, donde cada día se renuevan la angustia, la ansiedad y los nervios", evaluó.

Por otra parte, el abogado que representa a gran parte de las víctimas, puso atención en que en este tipo de casos "cuando hay abuso sexual en menores, se investiga a las familias de las víctimas y no hay que perder de vista de qué tipo de delitos estamos hablando y qué características de estos hechos en particular. De algún modo la defensa postula la violación a la intimidad de esas familias, tratando de meterse en esos domicilios y nosotros con la Ley de víctimas y la protección que el gobierno debe brindar, en función de convenciones internacionales, tratamos de resistir esas -a nuestro modo de ver- esas intromisiones indebidas en los grupos familiares", completó Sivo.

Analía Schwartz está acusada de los delitos de “corrupción de menores agravada por ser cometida por persona encargada de la educación y abuso sexual gravemente ultrajante agravado por ser cometido por persona encargada de la educación, en concurso real”, luego de que el primer juicio en el que resultó absuelta fuera anulado por tribunales superiores.

El 16 de mayo de 2017 la docente fue absuelta por el tribunal integrado por Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnevale, la declaró inocente de los abusos presuntamente ocurridos en el colegio Gianelli y en el jardín Mamina del instituto Fleming.

Para los jueces los testimonios de los chicos sobre el modo en que ocurrieron los abusos juzgados “jamás podrían haber ocurrido”. Consideraron el tiempo y la alta exposición que suponía el espacio físico compartido por la maestra y los alumnos. “Hay relatos de una perversión sexual inimaginable e imposible de ejecutar en una sala de música de un establecimiento educacional, a la vista de todo el resto de sus compañeritos, de otros educadores y en solo veinte minutos”, remarcó Viñas, en el fallo de más de 340 hojas.

También tuvieron en cuenta la falta de lesiones físicas genitales y acusaron “inconsistencias” y "contaminaciones" en los relatos: “De las 23 cámaras Gesell, solo 9 niños hicieron referencia a supuestos abusos, los que no son coincidentes entre sí habiendo compartido la misma sala, argumentos que denotan inconsistencias, alguno de ellos fantasiosos, y otros contados por referencia de terceras personas (otros compañeritos)”.

Sin embargo, las apelaciones de la fiscalía y los abogados de las familias fueron escalando. El 1º de marzo de 2018, el tribunal de Casación Penal hizo lugar a la apelación impulsada por el Ministerio Público Fiscal y los abogados de los particulares damnificados, César Sivo y Martín Bernat, por lo que anuló el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Mar del Plata y ordenó realizar otro juicio.