0223.com.ar
Historia pura: ¡Aldosivi es de primera!

Historia pura: ¡Aldosivi es de primera!

Por Francisco Giovanoni

En Córdoba, el equipo de Mar del Plata venció a Gimnasia de Jujuy 1 a 0 y por primera vez en 102 años de vida logró el ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino.

Enviado especial a Córdoba

Aldosivi dio la talla en el partido más importante de su historia. En Córdoba, sin el apoyo de sus hinchas, con jugadores averiados y un trajín de partidos encima agotador, jugó "su" final como debía para imponerse 1 a 0 ante Gimnasia de Jujuy, en el segundo partido del triangular desempate de la B Nacional. Así, el "Tiburón" se metió en la historia grande del deporte de Mar del Plata: desde febrero, y por primera vez en sus casi 102 años de vida, jugará en la máxima categoría del fútbol argentino.

El gol tempranero de Ángel Vildozo, en una gran acción colectiva y mejor definición, le dieron el triunfo cuando el empate ya le alcanzaba al "Tiburón". Festeja el puerto, festeja gran parte de la ciudad.

Un primer tiempo que se dio a la perfección para Aldosivi, pese a que comenzó torcido: Pablo Lugüercio, al minuto nomás, empezó a sentir molestias en la zona costal, y a los 5´ lo reemplazó López Macri. Un cambio gastado muy rápidamente, con el "Payaso" que hizo lo posible para estar, aunque quedó en claro que no tendría que haber jugado.

De entrada los dirigidos por Fernando Quiroz se posicionaron en territorio contrario. Y en su primera avance serio, lograron golpear más rápido de lo esperado. A los 8´ el recién ingresado López Macri metió un magnífico cambio de frente para Seccafién, quien se hamacó con la pelota por el vértice izquierdo del área, utilizó a Canever y su pasaje a fondo para "despistar" y metió un centro-pase perfecto para que Vildozo, por detrás de todos, conectara de cabeza. Festejadísimo gol del "9", que luego realizó una enorme tarea individual y colectiva.

En la reanudación, Aldosivi siguió manejando la pelota. Gimnasia acusó el impacto. De aquel abrazo colectivo de confianza antes del pitazo inicial, a un equipo partido, nervioso y que perdió siempre con cada jugador marplatense. El "Tiburón" controló con orden. Promediando los 20 minutos se retrasó y los jujeños obligaron a la atención con varios centros, pero siempre la zaga y los laterales respondieron para despejar y anticipar.

A los 26´ Lamberti tomó un despeje rival en el círculo central y puso un pase profundo para la corrida de Carranza, que se demoró pero dentro del área, con una marca encima, sacó un remate a las manos de Cavallotti. Siete minutos después, el fino Seccafién enganchó para su zurda, sacó un disparo fuerte, el arquero atajó pero la pelota lo sobró, dio un pique y se fue apenas encima del travesaño. Los pocos marplatenses gritaron gol. De ese tiro de esquina, Díaz cabeceó a las manos del "1".

El tramo final del primer tiempo se profundizó con un Aldosivi impecable para recuperar la pelota (Lamberti y Galván estuvieron impasables). Vildozo aguantó cada pelota recibida con inteligencia, en cualquiera de las esquinas. Seccafién fue auxilio de pase, y López Macri hizo un gran desgaste para colaborar en el retroceso. Sin compromiso en el marcador, sólido como equipo y más aún de la cabeza, Aldosivi se fue al descanso ya saboreando el ascenso.

El complemento continuó siendo de Aldosivi. Gimnasia de Jujuy buscó variantes, pero no logró mejorar su floja performance. Ereros, jugador de gran técnica, nunca gravitó y su equipo lo sintió. El "Tiburón" estuvo atento para ocupar los espacios, en un desgaste formidable para no permitir reacción alguna de su rival.

A los 20´ Seccafién recibió por izquierda de Vildozo, tras robo de Lamberti, gambeteó, fue a  fondo y su centro para Carranza -estaba solo para definir- fue interceptado por Cavallotti. Fue la primera llegada del complemento de los dos equipos. Siete minutos después, Desvaux metió un cabezazo apenas afuera pero bien controlado por Campodónico.

Quiroz cambió aire con el ingreso de Miracco por López Macri, y Gimnasia agotó sus variantes para tener mayor profundidad. Pero el elenco del norte fue un cúmulo de nervios. Sin claridad, solo complicó con centros.

A los 31´ se dio una acción increíble. López Macri se llevó la pelota desde el círculo central en soledad, en una carrera interminable y con la defensa rival entregada, pero el exInstituto no pudo eludir al arquero, desperdiciando el dos a cero.

De allí hasta el final, Aldosivi defendió con las últimas gotas de sudor. La impotencia de Gimnasia se acrecentó, y el pitazo final de Pitana marcó el epílogo de una noche histórica y heroica del "Tiburón", que ya es de primera.

Presentes igual

Un grupo de seis hinchas se acercaron a Córdoba para alentar a Aldosivi en su salida del hotel. Con un Volkswagen Gol, dos globos amarillos y una bandera, los muchachos viajaron para estar. Otros tres simpatizantes, lamentablemente fueron detenidos afuera del estadio cuando quisieron ingresar al estadio, violando la absurda disposición de jugar sin hinchas.


Lequi y Lugüercio estuvieron 

El misterio se develó recién se supo quince minutos antes del partido. Matías Lequi y Pablo Lugüercio fueron titulares pese a sus problemas físicos. Claro que con distintas suertes. El "Payaso" se retiró a los cinco minutos. Ya de entrada sufrió los dolores en sus costillas averiadas en el partido ante Nueva Chicago. Casi con lágrimas en los ojos, se retiró en camilla.

En tanto, Lequi jugó con una protección en el cuádriceps de su pierna derecha. Con un desgarro, el exRosario Central jugó con amor propio, mucha experiencia para saber cuándo exigirse y cuándo no.


Un triste marco pero con aliento igual

Una final por el ascenso con tribunas vacías, de noche, en un estadio que no se encuentra en las mejores condiciones edilicias. Tan poca gente, que se escuchó claramente lo que cada jugador decía.

Aldosivi y Gimnasia llevaron sus públicos, pero en su mayoría integrantes de comisión directiva y jugadores restantes de los planteles. Los marplatenses se apostaron en la platea cercana al codo izquierdo, a la altura de donde Aldosivi atacó en el primer tiemop. El presidente José Moscuzza, sus hijos, amigos, cantaron y alentaron al equipo cuando se fue a vestuarios, a la salida al campo de juego y ni que hablar en el final, ingresando ellos para festejar.

 


Síntesis

Aldosivi: Pablo Campodónico; Gastón Díaz, Federico León, Matías Lequi y Franco Canever; Enrique Seccafién, Hernán Lamberti, Jonatan Galván y Pablo Lugüercio; César Carranza y Ángel Vildozo. DT: Fernando Quiroz:

Cambios: PT 5´ López Macri por Lugüercio; ST 25´ Nicolás Miracco por Carranza. 40' Bozzoni por Vildozo. 

Gimnasia y Esgrima de Jujuy: Maximiliano Cavallotti; Leonardo Ferreyra, Sebastián Sánchez, Héctor Desvaux, Marcos Sánchez; Diego López, Gabriel Solís, Raúl Poclaba, Sebastián Ereros; Luis Peralta y Gabriel Martinena. DT: Mario Sciaqua.

Cambios: ST 0´ Federico Haberckorn por Ferreyra, 16´ Maki Salces por Sebastián Ereros, 24´ Marcelo Argüello por Solís. 

Goles: PT 8´ Ángel Vildozo.

Árbitro: Silvio Trucco.

Líneas: Cristian Navarro y Federico Cuello.

Cancha: Instituto de Córdoba.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Historia pura: ¡Aldosivi es de primera!

En Córdoba, el equipo de Mar del Plata venció a Gimnasia de Jujuy 1 a 0 y por primera vez en 102 años de vida logró el ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino.

Aldosivi hizo historia.

Enviado especial a Córdoba

Aldosivi dio la talla en el partido más importante de su historia. En Córdoba, sin el apoyo de sus hinchas, con jugadores averiados y un trajín de partidos encima agotador, jugó "su" final como debía para imponerse 1 a 0 ante Gimnasia de Jujuy, en el segundo partido del triangular desempate de la B Nacional. Así, el "Tiburón" se metió en la historia grande del deporte de Mar del Plata: desde febrero, y por primera vez en sus casi 102 años de vida, jugará en la máxima categoría del fútbol argentino.

El gol tempranero de Ángel Vildozo, en una gran acción colectiva y mejor definición, le dieron el triunfo cuando el empate ya le alcanzaba al "Tiburón". Festeja el puerto, festeja gran parte de la ciudad.

Un primer tiempo que se dio a la perfección para Aldosivi, pese a que comenzó torcido: Pablo Lugüercio, al minuto nomás, empezó a sentir molestias en la zona costal, y a los 5´ lo reemplazó López Macri. Un cambio gastado muy rápidamente, con el "Payaso" que hizo lo posible para estar, aunque quedó en claro que no tendría que haber jugado.

De entrada los dirigidos por Fernando Quiroz se posicionaron en territorio contrario. Y en su primera avance serio, lograron golpear más rápido de lo esperado. A los 8´ el recién ingresado López Macri metió un magnífico cambio de frente para Seccafién, quien se hamacó con la pelota por el vértice izquierdo del área, utilizó a Canever y su pasaje a fondo para "despistar" y metió un centro-pase perfecto para que Vildozo, por detrás de todos, conectara de cabeza. Festejadísimo gol del "9", que luego realizó una enorme tarea individual y colectiva.

En la reanudación, Aldosivi siguió manejando la pelota. Gimnasia acusó el impacto. De aquel abrazo colectivo de confianza antes del pitazo inicial, a un equipo partido, nervioso y que perdió siempre con cada jugador marplatense. El "Tiburón" controló con orden. Promediando los 20 minutos se retrasó y los jujeños obligaron a la atención con varios centros, pero siempre la zaga y los laterales respondieron para despejar y anticipar.

A los 26´ Lamberti tomó un despeje rival en el círculo central y puso un pase profundo para la corrida de Carranza, que se demoró pero dentro del área, con una marca encima, sacó un remate a las manos de Cavallotti. Siete minutos después, el fino Seccafién enganchó para su zurda, sacó un disparo fuerte, el arquero atajó pero la pelota lo sobró, dio un pique y se fue apenas encima del travesaño. Los pocos marplatenses gritaron gol. De ese tiro de esquina, Díaz cabeceó a las manos del "1".

El tramo final del primer tiempo se profundizó con un Aldosivi impecable para recuperar la pelota (Lamberti y Galván estuvieron impasables). Vildozo aguantó cada pelota recibida con inteligencia, en cualquiera de las esquinas. Seccafién fue auxilio de pase, y López Macri hizo un gran desgaste para colaborar en el retroceso. Sin compromiso en el marcador, sólido como equipo y más aún de la cabeza, Aldosivi se fue al descanso ya saboreando el ascenso.

El complemento continuó siendo de Aldosivi. Gimnasia de Jujuy buscó variantes, pero no logró mejorar su floja performance. Ereros, jugador de gran técnica, nunca gravitó y su equipo lo sintió. El "Tiburón" estuvo atento para ocupar los espacios, en un desgaste formidable para no permitir reacción alguna de su rival.

A los 20´ Seccafién recibió por izquierda de Vildozo, tras robo de Lamberti, gambeteó, fue a  fondo y su centro para Carranza -estaba solo para definir- fue interceptado por Cavallotti. Fue la primera llegada del complemento de los dos equipos. Siete minutos después, Desvaux metió un cabezazo apenas afuera pero bien controlado por Campodónico.

Quiroz cambió aire con el ingreso de Miracco por López Macri, y Gimnasia agotó sus variantes para tener mayor profundidad. Pero el elenco del norte fue un cúmulo de nervios. Sin claridad, solo complicó con centros.

A los 31´ se dio una acción increíble. López Macri se llevó la pelota desde el círculo central en soledad, en una carrera interminable y con la defensa rival entregada, pero el exInstituto no pudo eludir al arquero, desperdiciando el dos a cero.

De allí hasta el final, Aldosivi defendió con las últimas gotas de sudor. La impotencia de Gimnasia se acrecentó, y el pitazo final de Pitana marcó el epílogo de una noche histórica y heroica del "Tiburón", que ya es de primera.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar