Villa Luján, víctima de la “Taxidermia Patrimonial”

Vecinos manifestaron su preocupación por la torre que se está levantando en el predio del inmueble declarado de interés patrimonial en Aristóbulo del Valle y Alberti.

Villa Luján quedará cercada por una torre. Foto: 0223.

5 de Septiembre de 2014 08:30

Un grupo de vecinos presentaron una nota ante el Concejo Deliberante manifestando su “gran preocupación” por el impacto que podría generar sobre la “visual, iluminación y los servicios sanitarios” la torre que se está construyendo en el predio donde está ubicada la residencia declarada patrimonio histórico “Villa Luján” en Aristóbulo del Valle y Alberti.

En declaraciones a 0223, el presidente ONG Marplatenses Defensores del Patrimonio Arquitectónico y Urbano, Cristian Andreoli, afirmó que “el predio sobre el que se asienta ‘Villa Luján’ estaba compuesto por al menos tres parcelas, de las cuales sólo una, la que contiene la casa estaba alcanzada por la declaratoria de Interés Patrimonial; sobre las otras el propietario podía disponer libremente y hacer uso de los indicadores urbanísticos del sector. Es decir, la declaratoria de Interés Patrimonial comprendía solamente la parcela de la esquina que contiene la casa”.

Fue un error de la ordenanza de declaratoria no incluir todas las parcelas que integraban el parque. El error podría haberse subsanado si no hubiesen modificado en 2010 la ordenanza  10.075 del Código de Preservación Patrimonial incorporando un artículo por el cual pasó a requerirse la conformidad del propietario para proceder a una declaratoria de interés. Ante esto, se habría tenido que aceptar un proyecto de edificación sobre el parque. El proyecto habría planteado la unificación de las parcelas”, detalló el arquitecto.

Por otra parte, Andreoli dijo que “en cuanto a los indicadores urbanísticos, el predio está comprendido dentro del Distrito R3, es decir que se permite un plano límite de 13,60 metros, lo que resulta aproximadamente 5 pisos o planta baja libre y cinco pisos, que con la ordenanza de incentivos y flexibilización de plano límite de 2009, se incrementó unos 2 pisos más; lo que resultaría, incluyendo la planta baja libre, un total aproximadamente de 8 pisos. Por ello, no hubo en este caso una ordenanza de excepción”. 

 “Desde lo patrimonial, lo que vimos oportunamente como negativo, fue la pérdida del parque, con sus características topográficas, el valor de la especie arbórea existente y, sobre todo la pérdida de la cochera soterrada que testimoniaba una singular respuesta a las condicionantes funcionales, la incorporación del auto en el programa arquitectónico era algo relativamente nuevo, paisajísticas propias del pintoresquismo y topográficas, fuerte pendiente hacia la costa”, agregó.

Además, el titular de  la ONG MDP a+u destacó que “un bien patrimonial es como un libro, nos transmite un mensaje, nos permite una lectura. En este caso no se destruyó todo el libro, pero se le arrancaron hojas importantes. Eso también es destrucción de patrimonio”.

Dejar a la Villa despojada de esos elementos y envuelta por un edificio de la magnitud señalada,  claramente no constituye una puesta en valor. De ahí la inclusión dentro de la serie de imágenes que MDP a+u denominó ‘Taxidermia Patrimonial’. La taxidermia es la técnica de disecar animales para conservarlos con apariencia de vivos. No es difícil asociar esta definición con lo que está sucediendo últimamente con varios de nuestros bienes patrimoniales que, a entender de algunos especialistas, son nuestra Historia Viva. Los están matando, seccionando, vaciando, dejándolos con la ‘apariencia de vivos’ y como resto de lo que fueron, casi a modo de trofeo de caza, exhibidos sobre un muro”, finalizó Andreoli.

Comentarios de usuarios de Facebook