Patrimonio histórico

28 de Diciembre de 2020 08:47

Declaran monumento histórico a la antigua Villa Ortíz Basualdo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El Gobierno nacional lo resolvió a través del decreto 1039/2020, que a su vez declaró como bienes de interés arquitectónico al conjunto de la Iglesia y Colegio Stella Maris. 

La tradicional Villa Ortíz Basualdo, una casa construida a principios del siglo XX en un lugar icónico de Mar del Plata, fue reconocida por el Gobierno de Alberto Fernández como monumento histórico nacional.

A través del decreto 1039/2020, el presidente Alberto Fernández formalizó la declaración del emblemático espacio ubicado sobre la avenida Colón al 1153, donde también funciona Museo Municipal de Arte Juan Carlos Castagnino.

La villa fue construida por Louis Dubois y Pablo Pater a partir de un encargo que hizo la señora Ana Elía de Ortiz Basualdo, en un claro ejemplo de la arquitectura pintoresquista francesa de principios del siglo XX, recurrente por entonces en la ciudad.

La fachada de aspecto palaciego combina materiales en sus muros: de piedra con cadenas revocadas en planta baja, ladrillo visto y revoque formando bandas horizontales en el primer nivel y falsos “pans de bois”, entramados de madera, con preeminencia de líneas verticales en los pisos altos, según se detalló en el mismo decreto.

La casa estuvo cerrada varios años en los que sólo fue habitada por los caseros y, finalmente, fue comprada por el municipio en 1980, cuando el comisionado Mario Russak estaba a cargo del municipio. En ese año, se la incorporó al listado de bienes de interés patrimonial.

En 1982 se produjo el traslado del Museo Municipal de Arte que desde 1945 no tenía sede propia por lo que funcionó en el hall del Palacio Municipal y en el Correo Central. Ese año también se le dio el nombre de Juan Carlos Castagnino en honor al reconocido artista.

En el decreto que lleva la firma del presidente Alberto Fernández, también se declaró como bienes de interés arquitectónicos nacionales a la Villa Normandy, Villa Blaquier y al conjunto arquitectónico de la Iglesia y Colegio Stella Maris.

Desde el Gobierno de Guillermo Montenegro celebraron los reconocimientos que hizo el Ejecutivo nacional, que deberán ser refrendados con las inscripciones correspondientes por parte de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos. "Sigamos trabajando en conjunto para proteger nuestro patrimonio cultural", instaron.