Paseo aldrey

2 de Noviembre de 2015 16:43

Se encadenaron al Paseo Aldrey para que Iglesias las ayude con sus trabajos

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Reclaman que el empresario marplatense interceda ante el gobernador para que regularice sus situaciones laborales. Una es policía; la otra, esposa de un oficial que pide su retiro por incapacidad.

Dos mujeres que reclaman por sus trabajos y el de sus familias se encadenaron este lunes por la tarde a las rejas del Paseo Aldrey, ubicado en Sarmiento y Alberti. Según contaron, pretenden que el empresario hotelero y mediático, dueño de este nuevo paseo cultural y comercial, "interceda en ambos casos y le solicite ayuda al gobernador Daniel Scioli".

Virgina Sosa es policía de la Bonaerense y durante diciembre de 2013 participó del acuartelamiento de la Fuerza. En ese momento, fue acusada de sedición y apartada de su cargo. Pero luego la Justicia Federal por medio del juez Castellano la sobreseyó. “Por eso, me tienen que reincorporar”, aseguró a 0223 sentada desde su silla y con una cadena de fantasía sobre su cuerpo.

Por su parte, María Fabiana Muñoz explicó que su presencia en el lugar se debe al pedido de entrega de retiro a su marido policía, quien tiene una incapacidad para trabajar producto de un accidente ocurrido hace tres años y cuatro meses. “Yo salgo a cartonear para poder darle de comer a mis hijos”, dijo y agregó: “Me van a conocer como la señora cartonera del policía”.

“Le dijimos a Aldrey que nos dé una ayuda, que hable con el gobernador Scioli porque sabemos la amistad que tiene con él”, explicó Sosa y concluyó: “Pero nos dijo que no iba a molestarlo por estas pavadas”.

Durante la mañana de este lunes, ambas mujeres comenzaron su reclamo frente a la escultura de Botero -ubicada en la plaza central del paseo-. "Es que nos sentimos representadas como mujeres”, explicaron y contaron que el empresario les habría dicho que se retiraran. Por eso por la tarde de trasladaron al acceso del edificio histórico.

“Vienen las fiestas y queremos pasar una navidad tranquila”, dijo entre lágrimas Sosa. Y aclaró que ya hablaron con autoridades municipales, provinciales y nacionales, pero como no obtienen respuesta decidieron realizar esta “protesta pacifica”.

Compartir
Compartí esta nota