Ddhh

9 de Abril de 2015 20:08

La Justicia define si la grabación que hizo el hijo de Hooft es legal

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Federico Hooft, hijo y abogado del juez cuestionado. Foto: Marcelo Núñez.

El juez apeló una resolución que consideraba "ilícita" una grabación entre su hijo y el fiscal Kishimoto. Hooft es investigado por los crímenes cometidos durante la “Noche de las corbatas”.

El juez provincial Pedro Cornelio Federico Hooft  y su hijo y abogado Federico Hooft, se presentarán este viernes en la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata, en donde defenderán la grabación de una conversación con el fiscal Claudio Kishimoto como prueba de un delito.

La audiencia –informa el sitio especializado Infojus- tendrá lugar en el marco de la apelación realizada por el magistrado a la resolución de primera instancia que tomó el juez federal Luciano Bianchi, quien desestimó la denuncia por corrupción y declaró “ilícita” la grabación “clandestina” aportada como prueba. La gravedad del hecho reside en que Hooft hijo, siendo secretario de un Juzgado Federal, haya obtenido iniciado una denuncia penal en base a pruebas obtenidas de forma ilícita.

En septiembre del año pasado, Bianchi resolvió “declarar ilícita la prueba obtenida y aportada por la parte querellante y denunciante en autos, constituida por la grabación y posteriores transcripciones de la conversación mantenida por Pedro Federico Guilllermo Hooft y por el entonces fiscal federal subrogante de esta ciudad Claudio Kishimoto y de todos los datos que surgen de ello”.

Poco después de que se conociera la grabación, la procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó apartó al fiscal Kishimoto de la causa que investiga la posible participación de Hooft en la comisión de delitos de lesa humanidad.

Compartir
Compartí esta nota
Comentarios de usuarios de Facebook