Falsas gestoras

13 de Agosto de 2015 12:37

Detienen a falsas gestoras por fraude inmobiliario

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Las dos mujeres se hacían pasar por abogadas y vendían lotes para la construcción de viviendas. El prófugo está imputado en la causa Usurpaciones SA.

“Fraude inmobiliario a compradores de buena fe”. Así resumió un de los integrantes de la fiscalía de delitos Económicos la causa por la que se detuvo este miércoles a dos mujeres –de entre 45 y 55 años- que se hacían pasar por gestoras, abogadas y escribanas para simular la venta de terrenos y departamentos.

La investigación confirmó que la organización comenzó a operar en 2011 y pudieron probarse un total de doce estafas. Además de las dos mujeres detenidas –cuyos datos personales la fiscalía prefirió mantener en reserva- hay un prófugo que registra pedido de captura. Se trata de Luis Ródriguez, quien ya tiene prohibido salir del país en el marco de la causa conocida como Usurpaciones SA que detalló oportunamente este medio.

En una conferencia de prensa realizada este jueves, los fiscales Carlos David Bruna, Roberto Javier Pizzo y Fernando Berlingeri, junto al secretario de seguridad local Rodolfo Iriart y el coordinador Departamental de Investigaciones Darío Torres detallaron algunos aspectos de la organización desbaratada. Los funcionarios adelantaron que habría otras personas involucradas cuya participación aún debe establecerse.

Las dos mujeres llegaban a sus víctimas a través del “boca a boca”. Se hacían pasar por gestoras, abogadas o escribanas –según la ocasión- y simulaban -con documentos apócrifos- la venta de lotes para la construcción de viviendas. Si los clientes dudaban de la legalidad del hecho, ofrecían departamentos en la zona del microcentro cuyos titulares también desconocían la operatoria.

Al igual que en la causa por usurpaciones en trámite en la misma fiscalía, la participación de Rodríguez está relacionada directamente con la falsificación de documentación de uso público. “Las víctimas pagaban cuando tenían en su poder boletos de compra venta o documentos con la cesión de derechos, pero en cualquiera de los casos habían sido adulterados”, afirmó el fiscal Bruna.

Según los investigadores, el último de los hechos detectados se registró en enero de este año. Más allá de la dificultad para establecer el monto total de las estafas cometidas, desde la fiscalía aseguraron que llegaría a varios cientos de miles de pesos.

Tras la orden de detención brindada por el Juez de Garantías Gabriel Bombini, las mujeres fueron detenidas y trasladadas al complejo penitenciario de Batán. En el marco de una causa por asociación ilícita, estafa y utilización de documento público apócrifo, podrían prestar declaración en las próximas horas.
 

Compartir
Compartí esta nota