Víctor hugo morales

22 de Enero de 2016 11:43

Víctor Hugo: "Aldrey Iglesias es una pequeña demostración de cómo los medios se usan para quedarte con otros negocios"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Víctor Hugo y Aldrey se conocieron en los '80. 

Víctor Hugo Morales habla de su experiencia personal con el dueño del multimedios La Capital. 

No es la primera vez que Víctor Hugo Morales habla de Florencio Aldrey Iglesias públicamente. Como dueño de un multimedios y como empresario que sacó provecho de esa posición cuantas veces pudo, Aldrey ya fue blanco de las críticas del periodista.

Sin embargo, en la extensa entrevista con 0223, relató su experiencia personal con el dueño del multimedios La Capital.

Víctor Hugo comentó que lo conoció en los ’80, cuando junto a muchos otros artistas llegaban a Mar del Plata. “Era una relación muy amable, veníamos al Hermitage y se armaban grandes jornadas de truco, con Sofovich, Susana Giménez”, recordó. Luego de aquellos años dejó de venir tan seguido a Mar del Plata.

El reencuentro se dio cuando Aldrey Iglesias compró el diario La Prensa de Buenos Aires. Víctor Hugo era columnista del medio y cobraba un pasaje a París por mes (“cobraba muy bien”, aclaró). 

El relator se encontraba en Perú, por un partido de eliminatorias de la Argentina, cuando recibió un llamado telefónico de sus compañeros de redacción. Se había originado un conflicto con el empresario.

“Hice una arenga a favor, qué voy a hacer, yo soy de ese palo. Di un discurso sencillito y humildón. Porque yo creo que para ayudar al trabajador no tenés que romper los puentes, porque si lo calentás mucho al patrón le estás agregando enojo al conflicto. Busqué la manera y le hablé directamente a él. Dije: ‘Yo lo conozco a Aldrey Iglesias, sé que es una persona de bien y le pido que revise la situación de mis compañeros’. Te diré que fue un discurso de los menos enfáticos, de no destruir puentes”, contó Víctor Hugo.

¿El resultado? “Terminó la situación y yo no volví a escribir en La Prensa. Nunca más me dieron entrada, ni lugar”, cerró.

Después de aquel episodio no volvieron a verse las caras. Pero el periodista se enteró “cómo avanzó sobre los medios, de qué manera se fue quedando con todo”.

Aldrey Iglesias es una pequeña demostración de cómo con los medios de comunicación vos podés quedarte con otros negocios. Y como al quedarte con los negocios vos violentás lo que se espera de un medio de información: independencia de los intereses, no ideológica. Hay medios de derecha, de izquierda y no hay problema con eso. Pero no puede tener intereses: no puede construir edificios, no puede vender servicios a los políticos para que le den una radio más. Eso no se puede hacer, no es ético”, explicó Víctor Hugo.