Ciudad

24 de Agosto de 2016 18:13

“Al mandarlo a estudiar, los jueces repararon en su ignorancia democrática”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Desde la Asamblea por una Ciudad Sin Fascismo cuestionaron que el TOF le haya concedido una probation al dirigente neonazi, acusado de haber instigado dos atentados xenófobos. Duras críticas al fiscal Petiggiani.

La decisión de los jueces Roberto Falcone, Mario Portela y Néstor Parra, de otorgarle una probation al líder del movimiento fascista de Mar del Plata, Carlos Pampillón, dejó sabor a poco entre las distintas organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos que pretendían que el dirigente del Fonapa respondiera por los ataques que instigó contra el monumento de Memoria, Verdad y Justicia de la Base Naval y las pintadas en la fachada del Centro de Residentes Bolivianos local.

Silvina Elías, referente de la Alameda Mar del Plata e integrante de la Asamblea por una Ciudad sin Fascismo, subrayó que a Pampillón “no se lo acusaba por haber causado daños materiales, sino por algo muchísimo más grave: con sus ataques pretendió cuestionar valores democráticos y así afectar la sensibilidad social”. “Si se hubiese tratado de daños comunes como sostuvo el fiscal, la causa estaría en el fuero ordinario y no en el federal”, razonó en diálogo con 0223.

En ese sentido, lamentó la labor del fiscal Juan Manuel Pettigiani, a quien acusó de haber actuado como “segundo defensor”. “Nos parecía interesante que se debatiera en un juicio oral y público no sólo los hechos que había instigado, sino que además difundió y defendió a través de sus redes sociales, y que sirvieron como plataforma política del Fonapa; lástima que el fiscal y TOF no coincidieron en esto”, señaló.

Pese a la disconformidad del sector por la suspensión del juicio en el que iban a declarar numerosos testigos y se habían aportado 70 medidas de prueba, Elías reparó en que “al mandarlo a estudiar, los jueces hicieron hincapié en su ignorancia democrática”. “Creemos que eso es mucho mejor que mandarlo a hacer tareas comunitarias”, evaluó.

A su vez, reflexionó en la condena social que cosecharon sus acciones a lo largo del último tiempo. “Se fue solo, en un taxi, absolutamente repudiado”, destacó, y dijo que ahora es importante que se juzgue a los integrantes de la patota de neonazis –entre los que se encuentra el yerno de Pampillón- que en los últimos dos años cometió distintos ataques xenófobos en esta ciudad.

Compartir
Compartí esta nota