Naufragio del san antonino

2 de Septiembre de 2016 13:26

"Si un marinero no declarado se embarcó, la responsabilidad es del capitán"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Eso aclaró Jorge Frías, de la Asociación de Capitanes de Pesca, ante la aparición del cuerpo de Gonzalo Godoy, un marinero que no figuraba en la lista que Prefectura difundió con los nombres de los tripulantes del San Antonino.

Horas después del reconocimiento de los cuerpos de los tripulantes se supo que uno de ellos no figuraba en la lista que el jueves al mediodía difundió Prefectura. El hecho, más allá de la  sorpresa, generó dudas en torno a los controles que se practican antes de la salida de un barco del puerto local.

A priori, se pensó que Prefectura es la institución que tendría que hacerse cargo de esa tarea, sin embargo Jorge Frías, secretario general de la Asociación de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca, dijo que la responsabilidad "en cualquier caso y de forma prioritaria siempre es del capitán" de la embarcación.

"La Prefectura como autoridad marítima demanda una serie de trámites administrativos. En general, esos papeles los presenta una agencia marítima, que son como gestores contratados por las empresas para hacer una tarea que bien podría resolver el capitán, pero que por cuestiones de practicidad lo hacen ellas. De todos modos, el responsable de la tripulación -y de que todo esté bien en torno a esa tripulación- es el capitán. Y en todo caso, dependiendo cómo se den las cosas, también el dueño del barco y la agencia marítima. Pero Prefectura no tiene nada que ver. Si lo supieran, no lo avalaría", aseveró Frías, en diálogo con 0223.

"Y todo esto -remarcó- se explica también en que ese chico o cualquier otro chico que quiera ingresar a un barco sin estar declarado, no puede hacerlo si el capitán no lo permite. Y esto no es algo nuevo en el puerto de Mar del Plata. Es moneda corriente y no va a modificarse hasta que haya condenas y normas más estrictas", disparó el dirigente, que aseguró que "hoy los capitanes se permiten correr esos riesgos porque saben que no les va a pasar nada".

"Hay que revisar las ordenanzas y realmente apuntalar o crear nuevas ordenanzas para garantizar la seguridad náutica. Pero además, tenemos que pensar que hay un montón de San Antonino en el puerto, porque está lleno de embarcaciones con más de 40 años. Seguimos navegando con barcos del siglo pasado", reprochó Frías, que reclamó que la comunidad portuaria "se dé una discusión seria y profunda" sobre la necesidad de mejorar la actividad y sus unidades.