Lucía bernaola

4 de Julio de 2017 19:55

Las pericias determinaron que Sasso iba a 75 km/h y que ningún factor externo provocó el siniestro

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El vehículo protagonista de la tragedia, al día siguiente del terrible episodio.

Así lo confirmó el abogado de la familia de Lucía Bernaola, Maximiliano Orsini. “El vehículo no toca ningún pozo ni tampoco una boca de tormenta”, describió el letrado.

Conocido el pedido de prisión preventiva para Federico Sasso por parte de la fiscalía de Delitos Culposos, Maximiliano Orsini, abogado de la familia de Lucía Bernaola, constituido semanas atrás como particular damnificado en la causa que investiga la muerte de la adolescente, dialogó con 0223 sobre los datos del dictamen de la pericia accidentológica efectuada el 24 de junio pasado.

“Se comprobó que no hubo ningún factor externo que ocasionara el siniestro vial. Los peritos definieron que el vehículo no toca ningún pozo ni tampoco ninguna boca de tormenta”, afirmó Orsini.

En su primera declaración ante la fiscal María Teresa Martínez Ruiz, Sasso había dicho que el auto se le fue cuando giró en la curva existente sobre el boulevard marítimo y Alberti por la existencia de un bache.

“Además se determinó la velocidad en la que Sasso agarró la curva: 75 kilómetros por hora”, agregó Orsini, quién celebró el pedido de prisión preventiva y entendió: “Con esto la fiscalía puso de manifiesto, tal cual nuestro criterio, que el caso podría configurarse como homicidio simple”, y agregó que de manera alternativa se consideraría la figura de homicidio culposo calificado. "El pedido se basó en el nivel de alcohol en sangre, la velocidad del rodado y la preparación del vehículo", concluyó.