RADIO
EN VIVO
imagen

Aumento de tasas

17 de Octubre de 2019 13:14

Aumento de TSU: pagaba $1900 y le vino una boleta de $16.000

Le sucedió a una contribuyente y es un caso entre varios, que recurren a la Defensoría del Pueblo en busca de una solución. Un jubilado se largó a llorar porque por un terreno tuvo una suba del 1000%.

Escenas de bronca y dolor se ven en los últimos días en la Defensoría del Pueblo porque muchos contribuyentes acuden al organismo en busca de ayuda, por los exorbitantes aumentos en la Tasa de Servicios Urbanos (TSU). Hay casos insólitos como el de una mujer que de pagar $1900 recibió esta semana una boleta de $16.000 o el de un jubilado que se largó a llorar porque sufrió una suba del 1.000% por un terreno baldío.

Salvador (73) habló con 0223 sobre la “dolorosa” situación que están atravesando por la última boleta de un terreno baldío, ubicado en Aguirre y Pedraza, a metros de la avenida Carlos Tejedor, en el barrio Constitución.

El jubilado sufre de Epoc severo, una enfermedad crónica respiratoria, y esta semana debió recorrer con su escasa movilidad, por la dependencia de la Agencia de Recaudación Municipal (ARM) en busca de alguna respuesta.

“Me tuvieron de acá para allá y lo único que hicieron fue echarle la culpa a la Provincia. Pero el Intendente dijo que sería un aumento del 35% y yo de pagar $300 pasé a pagar $3300. Me vinieron cuatro boletas de acá a fin de año: son unos $13.000 que me resulta imposible de pagar”, admitió Salvador, que tiene el terreno para en algún momento sus hijos puedan construir su casa.

El caso del jubilado es uno de los tantos que llegan a la Defensoría de Belgrano 2740, que luego del reajuste en las tasas, tienen numerosos casos de aumentos en promedio del 250%.

Otra mujer, fue esta semana a reclamar una sideral boleta por un inmueble en Moreno al 3600: de pagar poco más de $1900 pasó a tener que pagar unos $16.000 en los próximos días, con el agravante que tiene un total de $64.000 para lo que resta del 2019.

“Están ahorcando a los vecinos”

Desde la Defensoría de General Pueyrredon emitieron un comunicado cuestionando esta decisión del Ejecutivo y recordaron que desde el 18 de diciembre del 2018 alertaban sobre las consecuencias que podía traer el aumento de las tasas y los “reajustes” de ARM.

“Muchos marplatenses llegan hasta nuestra oficina diciendo que a la hora de afrontar los gastos  tienen que elegir si pagan la luz, el gas, o dejar de comer. Además, les han llegado cuatro boletas para pagar en solo tres meses”, expresaron desde la Defensoría, que consideraron que “ARM y el gobierno municipal están ahorcando a los vecinos en un momento de profunda crisis económica”.

Según los defensores del Pueblo Fernando Rizzi, Luis Salomón y Daniel Barragán, “lograrán el efecto contrario: en lugar de aumentar la recaudación, disminuirán la cobrabilidad”.

“Algunos vecinos llegan llorando a la Defensoría con la convicción de que si no pagan, los intereses serán enormes pero no pueden pagar. Los defensores exigimos que se arbitren medidas para morigerar esta situación”, remarcaron.