Elecciones 2019

3 de Octubre de 2019 20:16

Massa a Raverta: “Te das cuenta si un intendente es bueno o no mirando dos cosas”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El primer candidato a diputado nacional realizó un carpool junto a la candidata a intendenta del Frente de Todos por las calles de Mar del Plata. Sus recuerdos de la infancia, el estado de las escuelas, la realidad de las Pymes y el secreto para determinar si una gestión local es eficiente o no.

"Estamos en marcha", dice Sergio Massa luego de abrocharse el cinturón de seguridad y ayudar a Fernanda Raverta a colocarse el suyo. Los dos dirigentes del Frente de Todos acaban de dar una conferencia de prensa conjunta, en la que el primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires le dio un fuerte respaldo a la joven que busca convertirse en la primera intendenta mujer en la historia de Mar del Plata.

Los dos aceptan la invitación de 0223 para hacer un carpool por distintas zonas de Mar del Plata. Massa (47) y Raverta (42) compartieron dos años en la Cámara de Diputados de la Nación (2015 -2017). Sin embargo, en esta charla descubren que es muy probable que se hayan conocido antes. Mucho antes.

 

Massa cuenta que desde que era un bebé venía a vacacionar a Mar del Plata y se quedaba todo el verano en el departamento que sus abuelos tenían en Independencia 1131. “Veníamos el 1º o 2 de enero y nos quedábamos hasta un par de días antes de empezar las clases”, dice. Aquel ritual de todos los veranos lo llevaba a caminar tres cuadras y bajar a San Sebastián.

“Acá había un Trassens de alfajores”, señala Massa cuando la camioneta pasa por Balcarce y la Costa. Y sigue: “Al lado había para llamar por teléfono. Cuando era chico había cabinas telefónicas y veníamos a hacer una cola para llamar a Buenos Aires. Yo me venía todo el mes con mis abuelos y mis viejos se volvían a laburar”.

Fernanda Raverta pasaba sus veranos a pocos metros, en el balneario Alicante. Y cuenta que el desafío de chica era nadar desde Alicante, cruzar la escollera y salir en la playa de al lado.

-Exactamente. Nosotros lo hacíamos desde San Sebastián a Alicante –acota Massa.

-Nos debemos haber cruzado-cierra la candidata a intendenta

Ambos coinciden en que el brillo que supo tener Mar del Plata se disipó en los últimos años. Y coinciden también en que fue producto de las políticas que implementó Mauricio Macri, pero además por la falta de gestión local. “Hoy está como apagada porque el daño que produjo el plan económico de Macri en esta ciudad es tal vez el símbolo más grande para la Argentina de un país que para la producción, que castiga la pesca, que demuele la industria textil, que con la tasa de interés genera cierre de comercios”, sostiene Massa.

“Mar del Plata está abandonada en la gestión local y golpeada duramente por este modelo económico”, agrega Raverta.

***

Tras recordar las vacaciones de su infancia, Massa dobla en la avenida Libertad (“la avenida más linda de Mar del Plata”, sentencia Raverta) y el viaje sigue.

El líder del Frente Renovador cuenta que sobre esa avenida su abuelo lo llevaba a un restaurant a comer mariscos. “Pasamos por un lugar al que iba de chico que ya no está. Está justo en obra, están haciendo unos edificios. Mi abuelo fanático, fanático de los mariscos, nos llevaba a comer ahí”, dice.

- Por acá venía a misa, acá hay una iglesia – recuerda, algunas cuadras antes de llegar a Pompeya - Y también tuve alguna novia, de chiquito eh. Pre Malena, muchos años antes, por acá.

-¿Una novia de verano? – pregunta su acompañante.

-Novia de verano... – responde y no da más detalles.

La camioneta pasa por la escuela Piloto, un emblema de Mar del Plata. “Fue la primera escuela con orientación en educación física. Vos te podías recibir, terminar el colegio y quedar como orientado por si querías ir al CEF”, le cuenta Raverta a Massa. Y sigue: “Mirá que metáfora de este tiempo. El CEF ya no tiene pileta. El lugar donde los chicos y las chicas tienen la posibilidad de aprender a nadar públicamente, esa pileta, en este gobierno no la mantuvieron y está cerrada”.

 

La candidata a intendenta del Frente de Todos también le cuenta que en esa escuela se aplicó al inicio de año un concepto del que ella nunca había escuchado hablar: “la rotación de curso”.

“¿Qué quiere decir rotación de curso? Es un nombre bien Pro, viste. Era que faltaban 1.200 bancos y sillas en Mar del Plata y los chicos tenían que ir a la escuela tres veces por semana para rotar con el curso de al lado, y no iban de lunes a viernes”, le detalla y agrega: "Ese es el lugar de prioridad en la agenda pública de la gobernadora del tema educación pública".

-Cerraron 263 servicios. Le pusieron un nombre coqueto, rotación de curso, al cierre de aulas, como le pusieron a todo nombre coqueto. Reperfilamiento es el nombre de época del default, porque en el fondo lo que hicieron es no pagar bonos que vencían bajo la excusa de un supuesto... -dice Massa y Raverta interrumpe.

-Si hubiesen usado esa energía de ponerle a las cosas para administrar respuestas...

-La corrupción ahora se llama conflicto de intereses, es más coqueto.

***

La camioneta toma por varias calles internas del barrio Villa Primera, algunas asfaltadas y otras de granza, hasta que finalmente llega a la rotonda de Libertad y Champagnat. Massa aprovecha ese lugar para recordar su paso por la Intendencia de Tigre.

“Cuando vos no invertís en mantenimiento el resultado es que aún las cosas más fuertes que hagas se rompen. Hay como una obsesión por hacer cosas nuevas en lugar de mantener las cosas buenas. La falta de mantenimiento del pavimento, es la demostración más clara del abandono”, dice mientras señala las juntas del asfalto agrietadas. “Ves ahí, por ejemplo, eso que es la junta del hormigón. Cuando no le hacés el mantenimiento lo que termina pasando es que el hormigón se rompe. Y entonces el esfuerzo que hace la comunidad pagando la tasa para tener pavimento cae en saco roto, básicamente por falta de mantenimiento, falta de gestión”, detalla el dirigente que seguramente comandara la Cámara de Diputados de la Nación, a partir del 10 de diciembre.

 

Y ante la mirada atenta de Raverta, continúa: “Vos te das cuenta si un intendente es bueno o no mirando dos cosas. La primera: cuántas luces apagadas tenés de noche. La segunda: cómo está el cordón cuneta. Si está limpio, si está pintado, si hay verdín. Cuando hay verdín, no hay intendente. Es así de claro. Cuando hay tierra acumulada es que no hay intendente”.

-Estoy tomando nota de todo lo que está diciendo Sergio, en su modo intendente, no modo diputado – dice Raverta.

-Fui muy obse. Era de salir con el auto y mandarle fotos al secretario  de Servicios Públicos de una esquina en la que había basura, de una tomadura de juntas que no estuviera bien mantenida, de una esquina donde hubiera acumulada agua. Lo hacía todos los días a la noche.

***

“Increíble”, dice Sergio Massa luego de recorrer durante más de una hora la fábrica de cerveza artesanal Cheverry, pero aprovecha el ejemplo de los marplatenses para contextualizar la situación actual de las Pymes de Mar del Plata y el resto del país. “El problema más serio es que no hay crédito, tienen presión impositiva, fijate que pagan impuestos antes de que a ellos le paguen el producto. Así es imposible que funcione ninguna actividad pequeña, mediana”, dice.

Sobre el final del recorrido Massa se toma su tiempo para analizar las Paso del 11 de agosto y asegura que no lo sorprendió el contundente triunfo del Frente de Todos. “Cuando me senté por primera vez a hablar seriamente con Axel, cuando todos le decían que había una diferencia de tres o cuatro puntos, le dije dos cosas. Yo hago política en la provincia desde que tengo 16 años y tengo 47. Estoy viejo ya, pero eso me permite ver que la matemática es la matemática. Yo veía una diferencia de 10 puntos en provincia. Y además que no había corte”, opina Massa, quien agrega que en la provincia “la boleta es de lata”.

El exjefe de Gabinete de la Nación diferencia a Mar del Plata de esa realidad porque la ciudad posee “un sistema de medios propio” que permite “hacer una campaña localizada”.

“En las áreas más urbanas, que tienen sistema nacional de comunicación y solo eso, es medio imposible. Por eso creo que sobrevive Gustavo (Pulti) después de haber perdido con Arroyo. Porque nosotros nos olvidamos, pero Pulti perdió con Arroyo”, cierra.