RADIO
EN VIVO
imagen

Deportes

10 de Noviembre de 2019 19:10

La formación metodológica para jóvenes futbolistas

Imagen Ilustrativa: Archivo 0223.

El Colegio Atlántico del Sur (Cads) de Mar del Plata llevó adelante en octubre pasado una capacitación sobre la formación metodológica para jóvenes futbolistas a cargo del reconocido entrenador Facundo Alvanezzi.

"La formación de jóvenes es un estilo de vida que los futbolistas deben elegir en libertad, con la ayuda desinteresada de nosotros, los formadores, de manera universal", explicó Alvanezzi. Pero, ¿qué se entiende por formación?

En concreto, según el experimentado entrenador que trabajó durante diez años en el Basilea de Suiza, se trata de una "construcción artesanal, vocacional y pasional que nos conduce a autodidactas con total soltura de pensamiento y obrar".

Alvanezzi, formador de las inferiores del FC Basilea.

La formación es esencial para la carrera deportiva de cada persona y en el caso del fútbol, se estima que lo ideal es sumar diez mil horas de entrenamiento funcional en el que se recorre un largo camino lleno de certezas y errores.

"Debemos acunar una metodología de entrenamiento de acuerdo a las edades uniformes de aprendizaje. En Europa se utiliza el método GAG (Global, Analítico y Global) que comprende desde la iniciación hasta la competencia de élite", sostuvo Alvanezzi.

Para completar este proceso, es necesario respetar "los ciclos didácticos de oro". Es decir, los desarrollos que tienen lugar en cuatro períodos: de 0 a 5 años, de 5 a 10, de 10 a 15 y de 15 a 21. "Son irremplazables", dimensionó el entrenador. Esta metodología se emplea en instituciones deportivas reconocidas en todo el mundo, como el Basilea, el Barcelona de España y el Bayern Múnich de Alemania.

"Los niños y jóvenes no son adultos ni pequeños profesionales. Sus capacidades determinan sus aprendizajes altisonantes y discontinuos", señaló el reconocido formador, que en cada una de sus prácticas trabaja con el sistema de coordinación "insustituible", Ordre: orientación, ritmo, diferenciación, reacción y equilibrio.

"No permitan que la resultante de los errores sea un tropiezo. Con coraje todo lo pueden lograr. Solo el arte de vincularnos con nosotros mismos será motivo de gratitud y triunfo cuando deba ser", cerró.