RADIO
EN VIVO
imagen

Columna de miércoles

4 de Diciembre de 2019 20:23

Cómo será la primera semana de Montenegro en el poder

Montenegro se prepara para asumir el próximo martes. Foto: 0223.

En pleno festejo del 31 de diciembre 2017, María Eugenia Vidal levantó una copa y les comunicó al puñado de personas que estaban en la mesa que Guillermo Montenegro sería su candidato a la Intendencia en las elecciones de 2019.

709 días después de aquella noche en un departamento marplatense, Montenegro asumirá la Intendencia de General Pueyrredon. Será el próximo martes, a las 10, en el recinto de sesiones del Concejo Deliberante. Al día siguiente, en Villa Victoria, el intendente les tomará juramento a todos sus funcionarios. Terminadas las formalidades, arrancan cuatro intensos años de gestión.

El equipo del intendente electo tiene pistas certeras que indican que la situación en la que encontrarán el municipio no será “ordenada” y “prolija” como prometen desde el arroyismo. Ese fue uno de los principales temas de discusión que hubo en el “miniretiro” que Montenegro y los funcionarios ya confirmados discutieron días atrás.

“La auditoría de corte es un tema formal y administrativo, pero muy importante para nosotros. Durante diciembre vamos a trabajar mucho en ese tema para poder brindar en enero un informe de cuál era el estado real del municipio”, contaron desde el entorno del jefe comunal.

Por estas horas, Montenegro trabaja en definir los aspectos políticos de su primera semana de gestión. Las cuestiones formales las tiene resueltas. Luego de asumir en el Concejo Deliberante, bajará a saludar a los empleados municipales. Luego tomará posesión de su despacho e inmediatamente se dirigirá al Centro de Operaciones y Monitoreo (COM) para comenzar a cumplir con una de sus promesas de campaña: instalar su oficina allí como muestra de la relevancia que tendrá la seguridad en su gestión.

Antes firmará el acta de traspaso con el actual intendente Carlos Arroyo. Se trata de un acto simbólico, aunque también tiene peso político. Ese papel tiene un apartado financiero y otro patrimonial. Allí figura el dinero que queda en las arcas municipales y una lista con todos los bienes patrimoniales que Arroyo le “entrega” a Montenegro. “Con la auditoría habrá que ver cuánto de eso es verdad”, señalaron.

El Operativo Sol es uno de los primeros desafíos para Montenegro, que ya instruyó a su futuro secretario de Seguridad, Darío Oroquieta, para que organice con el futuro ministro de Seguridad de la provincia los detalles. “La orden del intendente es que el operativo garantice el cuidado de los marplatenses”, detallaron desde el entorno del intendente.

Para esa tarea, por ahora, existe una complejidad: Axel Kicillof mantiene bajo siete llaves la conformación del gabinete. “Con el futuro gobierno nacional pudimos tender varios puentes, con el de la provincia hasta el momento no”, agregaron. Montenegro, no obstante, sabe que deberá llevar una relación saludable más allá de las diferencias políticas, por lo que días atrás dijo no tener dudas de que podrán trabajar en conjunto.

Desde el entorno del intendente se esperanzan con que Kicillof confirme que Fernanda Raverta será parte de su equipo. A partir de allí, entienden, habrá un puente con cimientos sólidos para que Mar del Plata comience a trabajar de manera conjunta con el gobierno provincial.

El jueves 12 de diciembre Montenegro volverá a la Villa Victoria, esta vez para presentar el lanzamiento de la temporada Cultura 2020 de Mar del Plata. Allí se estrenará el secretario de Cultura Carlos Balmaceda.

El resto de la agenda de Montenegro para los primeros días no está resuelta. “Estamos trabajando. Sabemos que va a haber muchas cuestiones para resolver”, anticiparon desde el entorno del jefe comunal.

Varias de ellas son públicas: la paritaria de los guardavidas, los reclamos del Sindicato de Trabajadores Municipales, la organización del lanzamiento de la temporada con los elencos de todas las obras que se presentarán en temporada. Pero también hay un trabajo subterráneo, más intenso tal vez, que demandará mucha atención durante las primeras semanas de trabajo.

Un integrante del futuro equipo de Montenegro planteó el “desorden” de inmuebles y alquileres que deja Arroyo. “Para que te des una idea, Educación funciona en tres edificios distintos; la subsecretaria (Susana Rivero, pareja de Arroyo) tiene su despacho en el palacio. Producción tiene cuatro lugares de funcionamiento”, graficó.

Por estas horas, Montenegro y su equipo atraviesan un período extraño: escuchan planteos dirigidos a un intendente, pero no tienen ninguna herramienta para dar respuestas inmediatas. Esa situación provoca ansiedad. Saben que el 10 de diciembre la cosa cambia: tendrán que empezar a dar respuestas luego de cuatro años de un gobierno de espalda a los vecinos.