Brasil

12 de Marzo de 2019 13:29

Detenidos por el asesinato de Marielle Franco están vinculados a la familia Bolsonaro

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Según los fiscales brasileños, el crimen de la concejala fue meticulosamente planificado durante tres meses.

La policía brasileña detuvo hoy a dos sospechosos de haber participado en el asesinato de la activista Marielle Franco. Según publicaron medios locales, uno de los arrestados es el policía retirado Ronnie Lessa, sospechoso de ser el autor material de la ejecución con una subametralladora de Franco y su chofer, Anderson Gomes, el 14 de marzo de 2018 en el centro carioca. El dato impactante es que uno de ellos reside en el predio donde tiene un casa el presidente Jair Bolsonaro en la zona oeste de Rio de Janeiro. 

También fue arrestado el policía Elcio Vieira de Queiroz que, al parecer, conducía el vehículo desde donde se disparó contra  Franco. Otro de los vinculados es el ex policía Fabricio Queiroz, asesor de Flavio Bolsonaro, hijo del presidente. Paralelamente se realizaban este martes allanamientos y arrestos en otros 34 domicilios de Rio de Janeiro. 

Anielle Franco, hermana de Mariel, dijo luego de conocerse los arrestos que "fue una bomba que puede permitir esclarecer el caso".  "Faltando dos días para el aniversario (asesinato) ahora nos llega esta bomba, es obvio que cada prisión es muy importante".  "Nosotros como la familia de Marielle nos seguimos preguntando el porqué (crimen) y quién mandó a hacer esto", agregó Annielle.

En ese marco, sostuvo que "ojalá que a partir de esta prisiones logremos entender que motivó la matanza (...) por lo que estamos sabiendo ahora eran personas que estaban vigilándola desde 2017 no solo a Marielle, también a la familia entera".

Marielle Franco era militante del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y había denunciado a milicias parapoliciales que actúan en la barriadas pobres cariocas. El crimen motivó demandas de esclarecimiento por parte de Naciones Unidas además de las organizaciones no gubernamentales Amnistía Internacional y Humans Rights Watch.

 

Compartir
Compartí esta nota