RADIO
EN VIVO
imagen

Mar del plata

1 de Abril de 2019 12:05

Montenegro pidió “reducir la planta política”

El diputado nacional señaló que es una “vergüenza” el dinero que se destina en Mar del Plata a sostener cargos políticos en el Ejecutivo y el Concejo Deliberante.

El diputado nacional Guillermo Montenegro pidió “reducir los costos de la política”, e incluyó en ese marco a la “planta política” y remarcó que es una “vergüenza” el dinero que se destina en Mar del Plata a personal político tanto en el Ejecutivo como en el deliberativo local.

Montenegro continúa con su agenda por los distintos barrios de Mar del Plata y además de las problemáticas que le transmiten los vecinos, como el asfalto, luminarias y la seguridad, “un denominador común de los reclamos es la necesidad de administrar bien los recursos” y en ese sentido aseguró que “hay que reducir el costo de la política”.

“Mar del Plata necesita muchas obras para ser la ciudad que todos soñamos: productiva, limpia, ordenada y segura. Esas obras se pueden hacer con fondos propios, pero deben estar bien administrados. No es necesario subir los impuestos, sino administrar bien la recaudación. Lo mismo ocurre con los recursos humanos”, aseguró el legislador marplatense.

 

En esa línea, sostuvo que “no se trata de echar gente, ni de aumentar los impuestos. Con el personal existente puede hacerse mucho más si se administra eficientemente y, por supuesto, con los controles necesarios para garantizar que el empleado esté cumpliendo como corresponde con sus tareas”.

Además, expresó que “también es muy importante la ayuda que envían desde los gobiernos nacional y provincial, y por eso entiendo que es fundamental que no solo el intendente, sino también el equipo articule de manera fluida con ambas administraciones”.

En tanto, enfatizó: “Hay que reducir el costo de la política, es decir, reducir la planta política. No puede ser que un concejal tenga 14 asesores. Eso no responde a otra cosa que a la devolución de favores y compromisos. Son prácticas y dinámicas arraigadas en el Concejo Deliberante y también en algunas áreas del Ejecutivo que son nefastas y directamente perjudican a los marplatenses, porque ese dinero se podría destina por ejemplo, a obras.

“Es una vergüenza todo el presupuesto que se destina a la planta política tanto del poder ejecutivo como del poder legislativo, siendo que existe una masa trabajadora enorme y capaz”, agregó.

En ese sentido, indicó que “no se trata de nombres propios, se trata de generar un cambio en el sistema” y destacó al respecto una normativa que impulsó la gobernadora María Eugenia Vidal para que año tras año se reduzca el porcentaje destinado a este tipo de gastos en los Concejos Deliberantes.