Arroyo, contra todos: "No me importa nada"

Por Redacción 0223

El intendente presentó un programa de tecnología destinado a chicos de escuelas primarias y secundarias, lanzó críticas hacia Pulti y el STM y dijo que su lugar es "junto al pueblo" y no "en hoteles de lujo". "Voy a tomar las medidas necesarias, le duela a quien le duela", sostuvo,

El intendente Carlos Arroyo termina una semana de conflictos en distintos frentes y está enojado. Al menos, así se lo vio este viernes a la mañana durante la presentación del Programa Gratuito de Innovación (Robótica + Programación) destinado a chicos de colegios primarios y secundarios. 

En su despacho y acompañado por los secretarios Luis Distéfano (Educación) y Sergio Andueza (Tecnología e Innovación), el intendente destacó que estos talleres se desarrollarán en diferentes puntos de Mar del Plata, el jefe comunal disparó munición gruesa contra el Sindicato de Trabajadores Municipales y el exintendente Gustavo Pulti, quien días atrás anunció su precandidatura para volver a gobernar la ciudad. Todo, en poco más de seis minutos.  

En primer lugar, atacó directamente al gremio de los municipales, sector que reclama la devolución de una bonificación que percibían los maestros desde el año '89 y que en las últimas horas realizó una "guardapolvada" contra Distéfano y sus políticas educativas. "Manejó durante años el sistema educativo; es un un sindicato que hizo lo que quiso, totalmente fuera de la normativa vigente", aseveró.

En ese marco, ratificó que cumplirá con su promesa de campaña de "ordenar la ciudad" y puntualizó que sus decisiones en cuanto a la bonificación docente es "parte de eso".

Luego, volvió a referirse a las declaraciones de Pulti, quien ya confirmó que buscará retornar al frente de la Comuna. "El  exintendente dijo que no habíamos hecho nada en nuevas tecnologías", mencionó y lamentó que "ni siquiera se enteró que en Jorge Newbery tenemos una institución que está trabajando a full", en referencia a la escuela de artes y oficios digitales que se inauguró este año en Acantilados.

 "Así como ordenamos las cuentas municipales, tenemos las deudas pagadas y hasta un superávit de funcionamiento, también en materia educativa estamos mejorando", enfatizó. Y sentenció: "No hicieron nada, nada más que acomodar a amigos, resolver problemas a la manera que les parecía, manejar con un sindicato todo un sistema educativo; cualquier cosa. No me importa lo que me pase políticamente, pero voy a hacer y voy a tomar todas las medidas que tenga que tomar, le duela a quien le duela; le convenga a quien le convenga. No me importa nada". 

Por último, Arroyo mencionó que este jueves recorrió una huerta comunitaria que los vecinos del barrio López de Gomara llevan adelante, luego de que el municipio colaborara con la limpieza del terreno y brindara los elementos necesarios para trabajar la tierra. Y, otra vez, se enojó. “Esas quintas de las que se reían, que se burlaban, que decían que no se podía... Sí se puede, y se puede con la gente más humilde, con la que me gusta estar”, sostuvo.

“A mi no me interesa estar en los hoteles de lujo, me interesa estar con el pueblo y el pueblo en este momento está empezando a plantar. Tenemos kilómetros de tierra desocupada porque nadie se ha ocupado de enseñarles a plantar un árbol, una zanahoria, una lechuga o algo. Ayer me llevé de regalo una planta de lechuga hecha por un asentamiento. Eso es gobernar. Eso llevar a la gente más necesitada a una situación distinta. Esta es la otra parte del juego y la van a hacer estos hombres”, finalizó.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Arroyo, contra todos: "No me importa nada"

El intendente presentó un programa de tecnología destinado a chicos de escuelas primarias y secundarias, lanzó críticas hacia Pulti y el STM y dijo que su lugar es "junto al pueblo" y no "en hoteles de lujo". "Voy a tomar las medidas necesarias, le duela a quien le duela", sostuvo,

El intendente Carlos Arroyo termina una semana de conflictos en distintos frentes y está enojado. Al menos, así se lo vio este viernes a la mañana durante la presentación del Programa Gratuito de Innovación (Robótica + Programación) destinado a chicos de colegios primarios y secundarios. 

En su despacho y acompañado por los secretarios Luis Distéfano (Educación) y Sergio Andueza (Tecnología e Innovación), el intendente destacó que estos talleres se desarrollarán en diferentes puntos de Mar del Plata, el jefe comunal disparó munición gruesa contra el Sindicato de Trabajadores Municipales y el exintendente Gustavo Pulti, quien días atrás anunció su precandidatura para volver a gobernar la ciudad. Todo, en poco más de seis minutos.  

En primer lugar, atacó directamente al gremio de los municipales, sector que reclama la devolución de una bonificación que percibían los maestros desde el año '89 y que en las últimas horas realizó una "guardapolvada" contra Distéfano y sus políticas educativas. "Manejó durante años el sistema educativo; es un un sindicato que hizo lo que quiso, totalmente fuera de la normativa vigente", aseveró.

En ese marco, ratificó que cumplirá con su promesa de campaña de "ordenar la ciudad" y puntualizó que sus decisiones en cuanto a la bonificación docente es "parte de eso".

Luego, volvió a referirse a las declaraciones de Pulti, quien ya confirmó que buscará retornar al frente de la Comuna. "El  exintendente dijo que no habíamos hecho nada en nuevas tecnologías", mencionó y lamentó que "ni siquiera se enteró que en Jorge Newbery tenemos una institución que está trabajando a full", en referencia a la escuela de artes y oficios digitales que se inauguró este año en Acantilados.

 "Así como ordenamos las cuentas municipales, tenemos las deudas pagadas y hasta un superávit de funcionamiento, también en materia educativa estamos mejorando", enfatizó. Y sentenció: "No hicieron nada, nada más que acomodar a amigos, resolver problemas a la manera que les parecía, manejar con un sindicato todo un sistema educativo; cualquier cosa. No me importa lo que me pase políticamente, pero voy a hacer y voy a tomar todas las medidas que tenga que tomar, le duela a quien le duela; le convenga a quien le convenga. No me importa nada". 

Por último, Arroyo mencionó que este jueves recorrió una huerta comunitaria que los vecinos del barrio López de Gomara llevan adelante, luego de que el municipio colaborara con la limpieza del terreno y brindara los elementos necesarios para trabajar la tierra. Y, otra vez, se enojó. “Esas quintas de las que se reían, que se burlaban, que decían que no se podía... Sí se puede, y se puede con la gente más humilde, con la que me gusta estar”, sostuvo.

“A mi no me interesa estar en los hoteles de lujo, me interesa estar con el pueblo y el pueblo en este momento está empezando a plantar. Tenemos kilómetros de tierra desocupada porque nadie se ha ocupado de enseñarles a plantar un árbol, una zanahoria, una lechuga o algo. Ayer me llevé de regalo una planta de lechuga hecha por un asentamiento. Eso es gobernar. Eso llevar a la gente más necesitada a una situación distinta. Esta es la otra parte del juego y la van a hacer estos hombres”, finalizó.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar