RADIO
EN VIVO
imagen

Crisis

12 de Mayo de 2019 20:43

El coletazo de la crisis también impacta en los albergues transitorios: "Estamos en franca caída"

Referentes en la ciudad de la Federación de Trabajadores de la Energí­a, Industria, Servicios y Afines afirmaron que hay varios establecimientos que analizan la posibilidad de una venta y advirtieron por la continuidad de sus empleados.

Referentes de la Federación de Trabajadores de la Energí­a, Industria, Servicios y Afines (FeTIA) trazaron un escenario "alarmante" sobre el presente que atraviesa a los albergues transitorios en la ciudad y mostraron profunda preocupación por la continuidad de los empleados que se desempeñan en cada lugar.

Sergio Salinas, el Secretario General de la entidad en Mar del Plata, dijo que en distintas consultas con trabajadores del sector se advirtió que "hay algunos hoteles que están en situación de venta" producto de la "pérdida considerable" de rentabilidad que se acusa a lo largo de los últimos años. "Los dueños se intentan desprender de los hoteles pero lo que preocupa es el estado en que van a quedar los trabajadores", aseveró.

El responsable de la federación insistió en que el "negocio no funciona" en la actualidad y remarcó que los albergues transitorios no pueden permanecer ajenos al impacto que tiene "la profunda crisis que hay en el país". "De 2007 a 2015 hubo una evolución muy grande de hoteles pero ahora estamos en franca caída", graficó, en diálogo con 0223.

Desde su mirada, Salinas aludió este marco crítico al "aumento de los costos de mantenimiento y la generación de nuevos insumos que deben pagarse con exorbitantes tarifas". "No le vemos ni techo ni piso a esto y nos pone en una situación muy incómoda porque cada vez son peores los sueldos, menos las horas de trabajo, y la actividad así se ve muy resentida", reconoció.

El máximo referente de FeTIA a nivel local también recordó que tradicionalmente "una gran cantidad de trabajadores" de los hoteles de alojamiento se encuentran en una "situación no legal". "Esto ya generó una fuerte discusión antes. La relación de dependencia acá muchas veces queda en un estado de gris: sólo se los llama en momentos de cubrir alguna baja o un franco, sobre todo en lo que respecta a limpieza o lavandería. Y la crisis solo nos suma otra alerta más", concluyó.