RADIO
EN VIVO
imagen

Edición 5ta

22 de Mayo de 2019 08:19

Devuelven al mar a un pingüino cautivo: lo hallaron en Miramar y se lo llevaron de mascota a Córdoba

El ejemplar fue trasladado más de 1.000 kilómetros en auto por unos turistas en febrero pasado desde la costa atlántica hasta la localidad de Santa Rosa de Calamuchita. Tras ser denunciados, el animal logró ser recuperado.

Quince pingüinos magallánicos (Spheniscus magellanicus) regresaron al mar días atrás luego de ser rescatados en distintos puntos del partido de La Costa y rehabilitados en la Fundación Mundo Marino por presentar diversos niveles de desnutrición. Entre esos ejemplares hubo uno que sufrió un cautiverio durante largos meses en la provincia de Córdoba.

La increíble historia se remonta a febrero pasado, cuando una familia de turistas cordobeses encontró al pingüino en las playas de Miramar y decidió llevárselo a la ciudad de Santa Rosa de Calamuchita. De la localidad costera hasta esa provincia, el animal recorrió más de 1.100 kilómetros en un auto.

Gracias a la denuncia de los vecinos, la Policía Ambiental de Córdoba rescató al pingüino el pasado martes 12 marzo y lo asistió con personal especializado. Según informó ese organismo provincial el pingüino estuvo expuesto al consumo de pescados de río y agua dulce y al contacto con animales domésticos. Recién el sábado 16 de marzo el ejemplar pudo arribar a las instalaciones del Centro de Rescate y Rehabilitación de la Fundación Mundo Marino.

 

 

El pingüino cordobés había llegado con un cuadro de viruela aviar, una enfermedad producida por un virus que es de aparición común en otras especies de aves y que se manifiesta en lesiones cutáneas en formas de verrugas en las áreas sin plumas. La aparición de esta enfermedad está relacionada con el debilitamiento del sistema inmunológico, lo que en este caso en particular podría estar vinculado a la situación de alto estrés a la que estuvo sometido.

Una vez arribado a la institución San Clementina, fue examinado por un equipo interdisciplinario de técnicos, biólogos y veterinarios que constataron la debilidad de su cuadro clínico y lo recuperaron. El ejemplar, junto a otros 14 especímenes de su especie, regresaron finalmente al mar.