RADIO
EN VIVO
imagen

Daniel viglione

1 de Julio de 2019 11:49

Caso Viglione: la fiscalía pidió nueve años y cuatro meses de prisión 

El fiscal Carlos David Bruna también pidió que María Larsen sea condenada a cuatro años y ocho meses. Resta el pedido de un particular damnificado.

Luego de alegar durante tres jornadas y volver a detallar cada uno de los hechos que a lo largo de más de un mes se escucharon en la sala del Juzgado Correccional 2, el fiscal Carlos David Bruna pidió una pena de nueve años y cuatro meses de prisión para el "analista de mercados a futuro" Daniel Viglione y de cuatro años y ocho meses para María Larsen.

Mientras que pidió que el periodista siga detenido no solicitó una medida restrictiva de la libertad para Larsen al considerar que mantuvo a derecho durante todo el proceso aunque solicitó una medida cautelar para que no salga del país

Luego de la decisión de los abogados Liliana Pérez y César Enz de adherir al planteo fiscal y del pedido de seis años de prisión de efectivo cumplimiento que hizo Martín Ferrá el viernes pasado, solo resta el alegato de Julio Razona en representación de la mayoría de los denunciantes. El miércoles será el turno de las defensas. 

La extensa duración del alegato fiscal se dio a partir de volver a detallar cada uno de los casos que consideró probados. De los 87 casos iniciales de estafas Bruna no formuló acusación en 13 al considerar que no se habrían probado durante el debate.

Tal como se había planteado en la elevación de la causa a juicio, el fiscal de Delitos Económicos consideró al periodista autor de 74 casos de estafa mientras que a la mujer la consideró participe necesaria en 46 hechos. 

El hilo en común en los casos fue el mismo que los testigos señalaron durante el juicio. Muchos de los damnificados conocieron a Viglione a partir de sus micros o programas radiales, por las charlas en hoteles o por referencia de conocidos que habían entregado dinero previamente.

En el detalle de los hechos el fiscal reiteró los montos entregados por cada denunciante, aclaró que aunque algunos formularios presentados eran de retiro, estaba aclarado que esas sumas se le daban a los imputados. "Decía retiro, pero era para depósito ya que decía que el destino era el Bank of América" ejemplificó.

A su vez, insistió en recordar cada una de las documentales aportadas y reconocidas durante el juicio, además del monto depositado. En todos los casos repitió las fojas en que estaban las copias de los certificados de los depósitos y aclaró aquellos en los que había firmas certificadas de los imputados.

En tanto, Bruna descartó la imputación por el uso de documento privado al considerar que fue un elemento comisivo del delito de estafa y valoró como atenuante la falta de antecedentes penales de ambos.

También consideró que ambos actuaron con dolo directo, con voluntad de engañar "movidos por su ánimo de lucro porque no tenían respaldo para responder y sabían que no iban a responder". 

"Brindaban una falsa seguridad, con inversiones que no eran reales, lo hacían de manera preordenada sabiendonñ que iban a terminar así ", agregó. 

En cuanto a los agravantes, consideró la gravedad del perjuicio realizado, especialmente en los casos que involucran a personas mayores o discapacitadas.