El renacer de la Boston: “El negocio da para 60 o 70 años más”

Por Redacción 0223

Los trabajadores que se hicieron cargo de la sucursal de Belgrano y Buenos Aires volvieron a cobrar sueldos después de 1 año y 4 meses. “Vamos a estar más contentos cuando vuelvan todos los trabajadores”, dijeron.

“Estamos contentos, pero vamos a estar más contentos cuando ingresen todos los trabajadores que estaban en la toma y ahí sí vamos a festejar con todo”, dice Lucía Acuña, una de las trabajadores de la confitería Boston de Buenos Aires y Belgrano, que luego del abandono de los propietarios del comercio, decidieron ponerse al hombro la recuperación.

“Este es un negocio que da para 60 o 70 años más, siempre fue viable, solamente que lo agarraron estas personas estafadoras e hicieron un desastre, un vaciamiento del local. De cinco locales que tenían cerraron dos”, señaló la trabajadora.

Este viernes, recibieron a los medios de comunicación para presentar una muestra fotográfica en el local. Lucía, una de las voceras de los trabajadores, señaló que hace un mes retomaron la actividad luego de un extenso conflicto. “El último fin de semana trabajamos muy bien, ya ingresó una compañera más, así que ahora apostamos a las vacaciones de invierno”, le dijo a 0223, al tiempo que celebró que después de un año y cuatro meses volvieron a cobrar un sueldo.

Si bien admitió que las vacaciones “no son como antes”, la trabajadora se esperanzó por que haya “mucho más trabajo” así pueden ingresar todos los trabajadores que había antes del conflicto.

La administración de la empresa quedó en manos de un síndico, supervisado por la jueza a cargo de la quiebra de la empresa. “Nosotros estamos trabajando en conjunto: ellos manejan la administración y nosotros nos ocupamos de la materia prima”, explicó.

Con respecto al paradero de los empresarios, Acuña dijo que “no se sabe nada” y razonó que “no van a volver a aparecer porque nunca dieron la cara” desde que comenzó el conflicto. A su vez, sostuvo que ahora están “trabajando tranquilos”.

Sobre el futuro de la firma, Acuña dijo que el concurso se termina en diciembre y por ahora no se sabe qué ocurrirá. “Ojalé quede en manos de los empleados”, deseó, aunque no descartó la idea de que otro empresario esté interesado en tomar las riendas de La Boston. “Lo único que queremos es trabajar”, subrayó.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

El renacer de la Boston: “El negocio da para 60 o 70 años más”

Los trabajadores que se hicieron cargo de la sucursal de Belgrano y Buenos Aires volvieron a cobrar sueldos después de 1 año y 4 meses. “Vamos a estar más contentos cuando vuelvan todos los trabajadores”, dijeron.

“Estamos contentos, pero vamos a estar más contentos cuando ingresen todos los trabajadores que estaban en la toma y ahí sí vamos a festejar con todo”, dice Lucía Acuña, una de las trabajadores de la confitería Boston de Buenos Aires y Belgrano, que luego del abandono de los propietarios del comercio, decidieron ponerse al hombro la recuperación.

“Este es un negocio que da para 60 o 70 años más, siempre fue viable, solamente que lo agarraron estas personas estafadoras e hicieron un desastre, un vaciamiento del local. De cinco locales que tenían cerraron dos”, señaló la trabajadora.

Este viernes, recibieron a los medios de comunicación para presentar una muestra fotográfica en el local. Lucía, una de las voceras de los trabajadores, señaló que hace un mes retomaron la actividad luego de un extenso conflicto. “El último fin de semana trabajamos muy bien, ya ingresó una compañera más, así que ahora apostamos a las vacaciones de invierno”, le dijo a 0223, al tiempo que celebró que después de un año y cuatro meses volvieron a cobrar un sueldo.

Si bien admitió que las vacaciones “no son como antes”, la trabajadora se esperanzó por que haya “mucho más trabajo” así pueden ingresar todos los trabajadores que había antes del conflicto.

La administración de la empresa quedó en manos de un síndico, supervisado por la jueza a cargo de la quiebra de la empresa. “Nosotros estamos trabajando en conjunto: ellos manejan la administración y nosotros nos ocupamos de la materia prima”, explicó.

Con respecto al paradero de los empresarios, Acuña dijo que “no se sabe nada” y razonó que “no van a volver a aparecer porque nunca dieron la cara” desde que comenzó el conflicto. A su vez, sostuvo que ahora están “trabajando tranquilos”.

Sobre el futuro de la firma, Acuña dijo que el concurso se termina en diciembre y por ahora no se sabe qué ocurrirá. “Ojalé quede en manos de los empleados”, deseó, aunque no descartó la idea de que otro empresario esté interesado en tomar las riendas de La Boston. “Lo único que queremos es trabajar”, subrayó.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar