RADIO
EN VIVO
imagen

Daniel viglione

5 de Septiembre de 2019 19:27

Rechazaron el pedido de arresto domiciliario y Daniel Viglione seguirá preso

La fiscalía y los particulares damnificados se habían opuesto al pedido de la defensa oficial. Consideran que no se modificaron las condiciones para dar la morigeración.

La Justicia Correccional rechazó este viernes el pedido de arresto domiciliario que hizo hace casi un mes la defensa de Daniel Viglione, por lo que el “analista de mercados a futuro” condenado a cinco años y nueve meses de prisión seguirá detenido en el complejo penitenciario de Batán.

El pedido de morigeración de prisión había sido presentado por el defensor oficial Ricardo Mendoza minutos después de que la sentencia impuesta por la Jueza Correccional Ana Fernández. Tal como se informó oportunamente en la solicitud se había anexado el posible domicilio del cumplimiento del mismo, el informe socio ambiental y dos posibles tutores.

Cuando la fiscalía y los particulares damnificados fueron notificados del pedido plantearon su oposición a la medida. En tal sentido el abogado Martín Ferrá fundó su negativa en la actitud de fuga e intención de evitar el accionar de la Justicia que Viglione tuvo en el comienzo de la causa, además de la suma de dinero defraudada y la condena de efectivo cumplimiento impuesta.

 “Entendemos que Viglione estando en libertad podría eludir el accionar de la Justicia, el cumplimiento de la pena o evadir los bienes productos del ilícito”, sostuvo el profesional.

En su carácter de Juez Subrogante, Leonardo Celsi compartió los fundamentos de la fiscalía y consideró que “no se modificaron las circunstancias oportunamente tenidas en cuenta al momento del dictado de la prisión preventiva”.

En la resolución comunicada este viernes señaló que no se podía ignorar que Viglione “se sustrajo a la detención” hasta que fue detenido y que contaba con bienes que le permitían salir del país. Para el magistrado el monitoreo electrónico “no neutraliza la posibilidad de sustraerse al cumplimiento de la pena impuesta.

Tras un juicio que se extendió por más de dos meses, Viglione fue condenado a cinco años y medio de prisión como autor del delito de estafa continuada mientras que María Larsen -acusada de ser su socia- fue absuelta.