RADIO
EN VIVO
imagen

Brexit

30 de Enero de 2020 12:27

Reino Unido en las vísperas del Brexit

El viernes se vence el plazo de salida y comienza la transición hasta el 31 de diciembre. 

El Parlamento Europeo ratificó la salida del Reino Unido de la Unión Europea poniendo fin a un proceso que inició en 2016 el entonces primer ministro, David Cameron quien debió renunciar luego de la derrota de los que plantearon mantenerse en el bloque. 

De esta manera, tres años, siete meses y una semana después del plebiscito, el próximo viernes 31 de enero comenzará una transición hasta la salida defintiva que se concretará el 31 de diciembre de este año. 

En ese plazo,  ambos bandos tendrán que negociar de qué manera se podrá compensar el agujero de 12.000 millones de euros anuales en su presupuesto común a partir de 2021.

El Reino Unido es un "contribuyente neto" en el presupuesto europeo, al aportar más dinero del que recibe. Según las cuentas de la Comisión Europea, el Brexit implicará la pérdida de 84.000 millones de euros para el período 2021-2027.

Una vez consumada la salida, los británicos no tendrán voz ni voto ni en la Comisìón Europea ni en el Parlmaneto Europeo con sedes en Bruselas y Estraburgo respectivamente, 

En ese sentido, los 73 eurodiputados británicos elegidos en los comicios de mayo del año pasado deberán abandonar sus oficinas y regresar a su país este viernes. El Reino Unido, que tenía la tercera delegación más importante, junto con Italia, y detrás de Alemania (96) y Francia (74), ya no tendrá representantes en la Eurocámara, que pasará a tener 678 miembros.

Entre las muchas incertidumbres que gira en torno al periódo post Brexit aparecen algunas pocas certezas como  no habrá controles fronterizos en la isla de Irlanda. acordado en octubre por Boris Johnson y Leo Varadkar. También, se especula con un nuevo referéndum independentista en Escocia para el 2021 que sería bien recibido por la Unión Europea. 

El Brexit centralizó la agenda britanica y europea durante los últimos tres años y le costó el puesto de primer ministro a David Cameron y Theresa May. Con la llegada de Boris Johnson se consolidó el ala dura euroescéptica que propone construir un vúnculo estratégico con Estados Unidos.