Seguridad

20 de Noviembre de 2020 08:03

Una cuestión de puntería: bajaron los homicidios, pero aumentaron las tentativas en Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Lo marca un informe que recopiló los datos entre 2009 y 2019. La reducción se dio tanto en casos con imputados mayores o menores de edad.

El tercer informe del Observatorio de Políticas de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires (OPS) que analizó los datos oficiales sobre delitos y violencia en la década 2009-20119 en territorio bonaerense confirmó que más allá del descenso de la tasa de homicidios en el Departamento Judicial Mar del Plata se registró un marcado ascenso de las tentativas de homicidio.

El dato confirma la sensación que este mismo año sostuvieron varios operadores judiciales en la ciudad al constatar la cantidad de ataques que no terminan en homicidios por una cuestión de puntería. Incluso el informe del Observatorio que depende de la Universidad Nacional de La Plata no tuvo en cuenta las investigaciones penales preparatorias (IPP) que se iniciaron como lesiones leves o graves.

En sintonía con el descenso de los homicidios dolosos registrado a nivel general, en este Departamento Judicial se pasó de 74 IPP a 52 IPP por homicidio, lo que significa una reducción del 30 por ciento. “De todos modos, las tasas de homicidios dolosos de Mar del Plata correspondientes a la mayoría de los años de la serie 2009-2019 (exceptuando 2016 y 2017) se ubicaron por encima de las tasas de la Provincia de Buenos Aires”, señaló el informe.

La curva de los homicidios dolosos en Mar del Plata responde en gran medida a la dinámica del Fuero Criminal y Correccional (FCyC). En el año 2009 se iniciaron 61 IPPs por homicidios dolosos en el FCyC de Mar del Plata, en el año 2014 se llegó al punto máximo de 79 IPPs y el año 2019 culminó con 48 IPPs. De este modo, desde 2009 hasta 2019 los homicidios del FCyC descendieron un 21 por ciento.

Por su parte, los homicidios dolosos del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil (FRPJ)  también se redujeron significativamente: en 2009 se iniciaron 13 IPPs por estos delitos, mientras que en 2019 dicho número bajó a 4.

De las tentativas confirmadas a los ataques sin denuncia

El mismo reporte que analizó la situación de la última década en territorio bonaerense sostiene que en el Departamento Judicial Mar del Plata se pasó de una tasa de 4,6 IPPs iniciadas por tentativas de homicidio cada 100 mil habitantes en 2009 a una tasa de 6,4 en 2019. Es decir, durante este período, las tentativas de homicidio aumentaron.

La comparación entre las IPPs iniciadas en cada uno de los fueros, muestra que la tendencia ascendente se explica por la dinámica del FCyC. En este fuero, las IPPs iniciadas por tentativas de homicidio aumentaron de 24 en 2009 a 45 en 2019. Por el contrario, en el FRPJ las IPPs se redujeron, pasando de 9 en 2009 a 4 en 2019.

Por una cuestión metodológica el informe no incluyó a las instrucciones que también supusieron un ataque a las personas y que generaron causas por lesiones leves o lesiones graves. Incluso en esos casos se da el agregado que muchas veces las víctimas no quieren instar acción penal alguna y ni siquiera dar algún dato que permita identificar a los autores.

Tal como sostuvo uno de los operadores judiciales consultados por este medio si en la balanza se sumaran la creciente cantidad de hechos que terminan con personas heridas de bala o apuñaladas otra sería la estadística. “En muchos de esos ataques no contamos más víctimas por una cuestión de acierto porque hay cada vez más violencia para dirimir cuestiones pendientes”, señaló.

Cuestiones comunes en toda la provincia

Más allá de las características particulares de cada Departamento Judicial analizado, hay algunos punto en común en toda la provincia en cuanto a tipo de autores, víctimas, lugar de los hechos y armas empleadas.

En el período 2016-2019, el 85 por ciento de las víctimas de homicidios dolosos de la Provincia de Buenos Aires son varones y un 15 por ciento son mujeres. “Mientras las víctimas masculinas disminuyeron en todos los años de este período, las víctimas femeninas se mantuvieron más estables e incluso aumentaron", indica el reporte.

A lo largo de toda la serie 2013-2019 los “conflictos interpersonales” fueron la principal causa, razón o móvil de los homicidios dolosos de la Provincia de Buenos Aires. Obviando la categoría “motivación indeterminada”, el segundo lugar lo ocupan los homicidios producidos “en contexto de robo” y, desde que existe la categoría en el año 2015, los femicidios se encuentran en tercer lugar. “Desde el 2015 hasta el 2019, los femicidios han aumentado su peso relativo dentro del conjunto de homicidios dolosos de la provincia”, agregaron.

La mayoría de los homicidios dolosos sucedieron en la vía pública: para todos los años de la serie 2013-2019 más del 60 por ciento de los homicidios se produjeron en la vía pública, mientras que alrededor del 30 por ciento de ellos fueron en viviendas. “A lo largo de dicho período se observa una reducción significativa de los homicidios en la vía pública, pero en menor medida ello sucede con los desarrollados en viviendas”, aclararon.

En la mayoría de los homicidios dolosos de la Provincia de Buenos Aires, en todos los años del período 2013-2019, existía una relación previa entre víctimas e imputadxs/sindicadxs: promediando los distintos años, en el 46 por ciento de los casos existía conocimiento previo entre estos actores, en el 32 por ciento no había una relación previa y en el 22 por ciento de los casos no hay datos.

En todos los años del período 2013-2019, la mayoría de los homicidios dolosos de la Provincia de Buenos Aires se produjeron con armas de fuego. De todos modos, desde el 2013 al 2019 las IPPs iniciadas por homicidios cometidos con armas de fuego se redujeron en un 43,3 por ciento

La principal causa de las tentativas de homicidio fueron los conflictos interpersonales que superaron a las que se dieron en contexto de robo y las que no tuvieron una motivación determinada. Aunque históricamente la mayoría eran con armas de fuego, el año pasado fueron superadas por las cometidas con armas blancas.

 

Compartir
Compartí esta nota