Huellitas

6 de Noviembre de 2020 15:52

Valiente, el precursor de "Transitá huellitas"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Valiente me hizo descubrir un mundo nuevo. Antes de él solo me había fijado en los perros adultos. Daba por sentado que los cachorros siempre iban a tener más chances de conseguir un hogar. Y si bien de cierta forma es así, también es cierto que son súper frágiles y sufren muchísimo, intentando sobrevivir en la calle.

El 6 de mayo del 2019 di con este pequeño cachorro. Recorríamos Parque Palermo en busca de perras para castrar cuando llegamos a una casa donde había una madre con su cría. Casi todos se encontraban relativamente bien, si se tiene en cuenta el frío de ese día, y que su único refugio era un pedazo de madera.

 

Ahí entre medio de sus hermanitos estaba Vali. Era menos de la mitad del tamaño de los otros, estaba mojado, dolorido y con una infección en su ingle que se estaba agusanando. Su madre no lo limpiaba ni atendía. Y él no podia moverse ni succionaba, así que no se estaba alimentando. Tampoco funcionaban sus patitas, se encontraban bastante atrofiadas.

Me lo llevé teniendo pocas esperanzas de que sobreviviera. Incluso, los primeros veterinarios que lo controlaron ese día me dijeron que era muy probable que no pasara la noche.

Contra todo pronóstico, Valiente empezó a crecer, con ciertas dificultades al principio, pero siempre poniendo mucha voluntad. Tenía ganas de vivir y se notaba. Jamás se dio por vencido y hoy hace mas de un año y medio que forma parte de mi familia.

 

Sus hermanitos fueron todos adoptados y su mamá, después de castrarla, también consiguió familia.

Encontrar a Vali fue lo mejor que me pudo pasar. Nos encontramos en el momento justo. No siempre somos nosotros quienes elegimos a nuestro cuatro patas. A veces es el destino el que se encarga de ponerlo en nuestro camino.

Compartir
Compartí esta nota