Fernando báez sosa

15 de Abril de 2020 16:43

Hallan material genético debajo de las uñas de Fernando Báez Sosa

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los rugbiers bajo investigación acusados del crimen.

Así se dio a conocer en un informe pericial que indica además que en el 70 por ciento de todas las prendas de vestir secuestradas a los imputados había rastros de sangre del estudiante asesinado.

Luego de que la Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores confirmara las prisiones preventivas de los rugbiers Máximo Thomsen (20), Ciro Pertosi (19), Luciano Pertossi (18), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (20), Ayrton Viollaz (20) y Blas Cinalli como imputados del crimen de Fernando Báez Sosa, se conocieron datos de un informe pericial realizado en el marco de la causa.

Según detalló Télam, el peritaje indicó que debajo de las uñas de la víctima se encontró material genético de Cinalli y que en el 70 por ciento de todas las prendas de vestir secuestradas a los imputados había rastros de sangre del estudiante asesinado.

Thomsen y Ciro Pertossi están acusados de ser coautores del delito de "homicidio agravado por alevosía y por concurso premeditado de dos o más personas", mientras que los otros seis fueron sindicados como "partícipes necesarios". Además hay otros dos sindicados como partícipes necesarios: Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (19), excarcelados desde el 10 de febrero.

Los integrantes de la Sala I de la Cámara, Luis Felipe Defelitto, Fernando Sotelo y Susana Yaltone, coincidieron por un lado en que "la prisión preventiva se encuentra sólidamente justificada" y que no surgen elementos de "arbitrariedad ni desproporción alguna en la medida cautelar" dispuesta por el juez de garantías de Dolores David Mancinelli el 14 de febrero último. En ese sentido, los magistrados consideraron que los ocho rugbiers deberán seguir detenidos como hasta ahora.

El crimen de Fernando se produjo cerca de las 4.40 de la madrugada del sábado 18 de enero frente al boliche Le Brique, en pleno centro de Villa Gesell, cuando el joven fue atacado a patadas y trompadas por varias personas.