Cuarentena

21 de Abril de 2020 14:13

Pagar el alquiler, otro problema en tiempos de coronavirus

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Donsini planteó cuál es el problema que enfrentan los martilleros.

Desde el Colegio de Martilleros explicaron que la mayoría de los propietarios son adultos mayores y cobran en efectivo. “Los inquilinos quieren pagar pero no pueden hacerlo”, dijeron.

En tiempos de pandemia, muchos hábitos deben habituarse a esta nueva realidad y encontrar alternativas. Uno de esos sectores es el de las inmobiliarias que se encontró con un inconveniente: el pago del alquiler de viviendas particulares. Y en muchos casos no por falta de voluntad de los inquilinos, sino porque los propietarios no están bancarizados.

“Tenemos inconvenientes como todos. En nuestro sector el problema es el pago de alquileres. Tenemos inquilinos que quieren pagar y no pueden”, señaló el presidente del Colegio de Martilleros, Miguel Ángel Donsini, quien pidió que se autorice la apertura de las inmobiliarias para poder realizar el cobro de los alquileres.

El representante de la entidad explicó que Mar del Plata es una ciudad “con muchos adultos mayores” que son propietarios de inmuebles y complementan sus “jubilaciones magras” con la renta de esas propiedades.

El problema es que la mayoría de ellos no está bancarizado. “No tiene cuentas corrientes ni nada por el estilo”, dijo y pidió que se permita la apertura de inmobiliarias exclusivamente para poder realizar este tipo de trámites. “Solo tres o cuatro horas, no para la venta, sino solo para estas cuestiones”, aclaró.

Donsini explicó que las cuentas corrientes de los martilleros no pueden ser utilizadas para resolver esta situación porque luego tendrían “problemas con Afip” y aclaró que algunos profesionales manejan muchos alquileres de estas características.

A su vez, insistió en que muchos de los propietarios “no quieren saber nada” con abrirse una cuenta y permitir que los inquilinos puedan transferir el costo de los alquileres.  

Los martilleros mantuvieron una reunión con el intendente Guillermo Montenegro para elevarle este planteo, pero el jefe comunal decidió no elevar esta situación al gobernador Axel Kicillof.

“Nosotros somos mil colegiados y el intendente tiene una responsabilidad de un millón de habitantes. Esto es muy difícil. Nosotros llevamos una idea, acompañamos con un protocolo sanitario”, explicó Donsini. Ahora deberán esperar si las autoridades provinciales o nacionales consideran que este reclamo es una actividad esencial que se puede incorporar a los decretos nacionales.

Compartir
Compartí esta nota