Crisis del coronavirus

1 de Mayo de 2020 08:08

Salones infantiles piden que se los exima del pago de tasas: peligran 1500 puestos de trabajo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Imagen Ilustrativa - Facebook Magic - Los salones ya trabajan en un protocolo de seguridad para reabrir sus puertas.

Desde el sector solicitan auxilio por la falta de ingresos que engloba a unos 200 locales en Mar del Plata. "Necesitamos que nos tiren algún bote, sino muchos se van a ir al tacho", explicaron.

Desde la Asociación de Salones de Fiestas Infantiles exigen la intervención del Gobierno municipal para que se los exima del pago de tasas y servicios. La situación que afecta a unos 200 locales pone en riesgo 1.500 fuentes de trabajo en Mar del Plata.

"La situación que estamos atravesando es bastante desesperante, no facturamos absolutamente nada. Continuamos con los gastos propios de los negocios, es un combo bastante preocupante", expuso Carlos Russo, propietario del salón Magic. Frente a esta situación, solicitan a las autoridades municipales, provinciales y nacionales y a los entes recaudatorios y las empresas de servicios que se los exima del pago de impuestos.

En diálogo con 0223, el dueño de la firma explicó que los salones dejaron de funcionar una semana antes de que se implementara el aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige desde el 20 de marzo "por la concentración de chicos" que reúnen este tipo de lugares. "Consideramos que no era prudente continuar. Entendemos la situación, sabemos que hoy no es momento de reabrir", aseguró.

El parate los obligó a reprogramar fechas que ya estaban vendidas. "La mayoría aceptó, otros reclamaron por necesidad. Sabemos que si se prolonga esto puede ser motivo de reclamo y no queremos que haya escraches, Tenemos que empezar a dar certezas a nuestros clientes. Necesitamos una respuesta", exigió Russo.

Los empresarios del rubro plantean una situación asfixiante que podría derivar en el peor escenario en el mediano plazo. "La situación va a ser como la orquesta del Titanic, vamos a ser los últimos que vamos a estar tocando. Necesitamos que nos tiren algún bote, sino muchos salones se van a ir al tacho", planteó metafóricamente.

En medio de la apertura administrada que autorizó el intendente Guillermo Montenegro, desde el sector ya trabajar para confeccionar un protocolo de seguridad e higiene para implementar en caso de que puedan volver a funcionar. "La segunda aspiración es hacer entrevistas y mostrar los espacios a nuestros clientes con turnos", sostuvo.

"Pasaron 48 días desde que cerraron los salones. Ninguno abrió ni volverá a abrir sus puertas hasta que todo esto pase. Para nosotros no deja de ser una preocupación constante el no saber hasta cuándo vamos a tener nuestras puertas cerradas", añadió Russo en un comunicado.

Compartir
Compartí esta nota