México

8 de Julio de 2020 07:21

Fiscalía reportó el hallazgo de los restos de unos los estudiantes de Ayotzinapa

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

 La Universidad de Innsbruck analizó restos óseos de una pierna del estudiante de Ayotzinapa que fueron localizados en noviembre de 2019 a 800 metros del basurero de Cocula.

Los restos de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero, fue encontrado en una zona conocida como Barranca de la Carnicería, en el municipio de Cocula, a 800 metros del basurero de la localidad, informó Omar Gómez Trejo, fiscal especial para el caso Ayotzinapa de la Fiscalía General de la República.

A través de un mensaje, el fiscal especializado indicó que, luego de haber recibido información, se realizaron más de 20 búsquedas. Entre el 21 y 29 de noviembre se encontraron restos, de los que seis piezas fueron enviadas para su análisis a la Universidad de Innsbruck, Austria.

El 19 de junio se comunicó a la unidad a mi cargo que, después de realizar los análisis respectivos a las piezas, una de ellas corresponde a Christian Alfonso Rodríguez, uno de los normalistas desaparecidos”, dijo.

La semana pasada, la FGR informó que tiene una orden de aprehensión en contra de Tomás Zerón, extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), así como en contra de más de 40 funcionarios públicos vinculados con la desaparición de los normalistas.

La fiscalía también aseguró que tiene pruebas de que hubo sobornos millonarios involucrados en la decisión judicial de dejar en libertad a Ángel Casarrubias Salgado, ‘el Mochomo’, un supuesto líder criminal clave en el caso. La institución señaló esto luego de que un juzgado dejara a Casarrubias libre, aunque el hombre fue reaprehendido inmediatamente.

Este martes, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó que decidió suspender por seis meses al secretario del Juzgado de Distrito que resolvió la liberación de Casarrubias.

“La medida cautelar se dictó para continuar con la investigación y deslindar responsabilidades por posibles violaciones, tales como cohecho, utilización indebida de información, tráfico de influencia, encubrimiento, entre otras”, indicó el CJF en un comunicado.

La Universidad Médica de Innsbruck reveló el 4 de diciembre de 2014, que uno de los restos óseos, hallados en un río corresponde al normalista Alexander Mora Venancio; tres días después, Innsbruck informó que eran “muy bajas” las posibilidades de conocer la identidad del resto de las víctimas.

Pero el 16 de septiembre de 2015, la entonces procuradora general de la República, Arely Gómez González, informó que la universidad austriaca identificó entre las víctimas del basurero los restos de Jhosivani Guerrero de la Cruz y reconfirmó la muerte de Alexander Mora. Hoy, los restos óseos permanecen en la mencionada coordinación pericial, bajo el resguardo del Ministerio Público Federal.

 

Compartir
Compartí esta nota