Solidaridad

18 de Agosto de 2020 16:09

"El Chavito", el comedor que dio una alegría distinta en el Día de las Infancias

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Pese a las dificultades y la crisis de la pandemia, el espacio solidario de Polonia al 400 regaló juguetes a los niños de la zona.

La crisis y la pandemia del coronavirus no fueron una excusa para "El Chavito", un comedor solidario que funciona en Polonia al 400 y que, pese a todas las dificultades económicas, organizó una jornada para regalar juguetes a los niños de la zona en el marco del Día de las Infancias.

Erica, la responsable del espacio solidario, le dijo a 0223 que gracias al aporte del lavadero Alvarado también se pudo hacer entrega de golosinas a los chicos para que celebraran su día de otra manera.

El comedor que se gestiona de manera independiente funciona de martes a viernes, de 13 a 15, y atiende a unas 35 familias: en total, son 70 personas las que concurren el lugar en busca de un plato de comida, de las cuales 48 son menores de edad.

"Le agradecemos al intendente porque nos traer mercadería todos los meses y bolsones para repartir a las familias y entonces con lo que se puede recibir de donaciones y ayudas, se va haciendo lo que se puede", reconoció la mujer.

Erica remarcó las grandes necesidades que atraviesan al barrio y aseguró que "a los nenes se los ve pasando continuamente pasando en los carros con los papás". "Muchas veces los llamamos para darles algo de comida porque en los días de lluvia también vemos criaturas que van a cirujear", lamentó.

"Acá, la mayor cantidad de nenes son de la colectividad gitana y son chicos que necesitan mucho; en esta zona no hay muchos comedores porque es zona residencial y entonces viene gente de muchos lados, como Parque Palermo, Nuevo golf y Valle hermoso", afirmó la responsable del lugar.

El comedor se encuentra en la misma casa de Cristian "El Chavo" Campos, el joven al cual le rinde un homenaje el espacio. Campos fue la víctima de un crimen atroz cometido en marzo de 1996 a manos de cuatro policías.

El marplatense había sido detenido ilegalmente, torturado, asesinado y luego quemado por los efectivos, Por la privación ilegal de la libertad y tortura seguida de muerte, fueron condenados el sargento Eduardo Jurado (reclusión perpetua), los cabos Jorgue Guiguet y Claudio Ciano (prisión perpetua), y el agente Marcos Rodríguez (15 años).

"Pusimos el nombre del comedor en honor a él porque ése era su sueño; el quería poner algo para los chicos del barrio que estaban en una mala situación. Era un adolescente que ayudaba mucho a la gente", recordó Erica.

Compartir
Compartí esta nota