Cachalote varado

27 de Agosto de 2020 14:49

Insólito: se robaron la mandíbula del cachalote que varó en Camet Norte

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Lo revelaron desde Fundación Fauna Argentina, cuyos representantes también apuntaron críticas a la Opds y el Municipio de Mar Chiquita por "negar" su colaboración para poder recuperar el esqueleto del animal.

La Fundación Fauna Argentina denunció este jueves que se robaron la mandíbula del cachalote que el sábado 7 de agosto había varado en Camet Norte y cuyo cadáver todavía yace sobre la playa.

Representantes de la organización confirmaron el robo al haberse acercado en horas de la mañana hasta el animal para tomar algunas medidas que había quedado pendientes en torno a las aletas dorsales, el cráneo y otras zonas del imponente cuerpo del cetáceo.

"No se sabe quién pero se robaron el maxilar inferior y realmente es una pena porque es una de las piezas más importantes del esqueleto de este cachalote", lamentó Juan Lorezani, el titular de Fundación Fauna Argentina, en declaraciones a 0223.

El responsable de la entidad de la sociedad civil también apuntó fuertes críticas a las autoridades del Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (Opds) y de la Municipalidad de Mar Chiquita por "negar" su colaboración para poder recuperar el esqueleto con el fin de que sea expuesto en un museo.

"Nosotros nos ofrecimos pero nos dijeron que al cachalote no lo iba a tocar nadie. Después se hicieron reuniones para definir qué se iba a hacer con la disposición final del animal y no pudimos saber lo que se resolvió porque nunca nos invitaron", señaló.

En este sentido, Lorenzani puntualizó la crítica por la falta de la convocatoria al secretario de Turismo y Medio Ambiente de la vecina localidad, Marcelo Artime. "Hay gente que parece que no quiere que trabajemos; nos sentimos discriminados", dijo, y añadió: "En vez de trabajar para recuperar el esqueleto parece que prefirieron que el cachalote se pudra ahí mismo en la playa".

Lo cierto es que, a 20 días del varamiento del odontoceto en la playa marchiquitense. A una semana del suceso, desde el Gobierno de Jorge Pared habían anunciado que se planificaba el traslado del mamífero con máquinas pero no se conocieron mayores avances al respecto.

En una primera instancia, Fauna Argentina y otras organizaciones ambientalistas habían propuesta que el cetáceo sea enterrado en la misma zona donde murió por su gran tamaño y las dificultades operativas que generaba su retiro para que luego su osamenta se reutilice con fines educativos.

Compartir
Compartí esta nota