Historias de acá

29 de Agosto de 2020 16:55

En el Barrio Las Torres, el arte es una vía de escape

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El Barrio Las Torres tiene una nueva fachada gracias a uno de sus habitantes que incentivó a los integrantes de la comunidad a “transformar el barrio” enriqueciéndolo visualmente.

“Transforma tu lugar, tu hogar, tu barrio, tu vida", es el nombre del proyecto social con el que Brian Gómez, junto a los hermanos Pablo y Julián Roura, decidieron encarar una transformación visual para generar un sentido de pertenencia entre los habitantes del barrio Las Torres, un complejo de edificios ubicado en Alvarado y Tres Arroyos. 

Luego de pasar un mes trabajando en el blanqueo de paredes y de haber realizado una gran tarea junto a reconocidos muralistas de la ciudad, Brian se siente orgulloso de haber podido encausar su proyecto

“La verdad es que hoy veo cómo está quedando el barrio y cómo los vecinos se fueron involucrando y me siento orgulloso, no te voy a mentir”, dice Brian a 0223. Es que para él, “Transformá tu barrio….” significa mucho más que una acción visual. Para Brian, es un proyecto de vida. “Para muchos es un primer acercamiento al arte y es importante que vean que con la pintura hay otra forma de vida”, dice. Además, gracias a la buena aceptación que tuvo el proyecto, junto a los vecinos con los que realizan tareas de mantenimiento en el barrio ya piensan en ampliar el proyecto y hacer “que otros pibes no pasen por lo mismo que yo”, dice el joven que encontró en el deporte y el trabajo comunitario una salida a su problema de adicciones. 

En muchos casos, los vecinos colaboraron con materiales de trabajo para continuar con sus tareas y además lograr que "los más chicos se manejen dentro de un ámbito laboral y así evitar que el día de mañana caigan en las adicciones", recuerda. Es que al momento de impulsar la iniciativa Brian atravesaba un momento de mucha angustia y vacío y luego de hablar con un amigo, se dio cuenta de que “lo que tenía a mano era el barrio, mi familia, los chicos de acá”, dice.

Ese amigo es Pablo “el Turco” Roura, quien venía realizando un trabajo social para sacar a los chicos de la calle y le planteó que, en la situación en la que se encontraba, tenía dos salidas posibles: irse o quedarse y transformar su entorno. Ahí empezó todo.

“Hablé con Juli, que la tiene clara con la pintura, y él convocó a otros muralistas que se coparon con el proyecto y comenzaron a fondear los pabellones de los barrios en apoyo y compañía de aquellos vecinos que están buscando un sentido a su vida frente a la pérdida del espacio de pertenencia que los había rescatado. También hubo vecinos que se interesaron en el proyecto y empezaron a buscar donaciones de pinturas”, había relatado al momento de presentar la iniciativa Roura. 

El proyecto no solo se centra en la estética del barrio. Brian además realiza, junto a cinco vecinos y con el apoyo de los integrantes del Club Alvarado, tareas de limpieza en las calles. “Se sumaron más chicos, queremos ampliarnos un poco más porque se armó algo muy copado aparte de los murales, para que los chicos vean mensajes positivos en las paredes del barrio que estaban deterioradas”, concluye el joven que, sin quererlo, se transformó en un referente barrial.