Camara de diputados

21 de Septiembre de 2020 16:57

El impuesto a las grandes fortunas lo pagarían menos de diez mil personas

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El dato se desprende de un informe de la Afip.

La mitad sería abonado por 253 empresarios que tienen fortunas superiores a los tres mil millones de pesos. Se busca recaudar más de 300 mil millones de pesos para destinar a planes sanitarios y al sistema productivo.

El proyecto de ley de Aporte Solidario a las grandes fortunas impacta en alrededor de diez mil personas, y la mitad de la recaudación será abonada por los 253 contribuyentes con patrimonios que superan los 3.000 millones de pesos, según se desprende de un informe de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) que se presentó este lunes ante la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados.

Al iniciar la reunión, el presidente de ese organismo, Carlos Heller, leyó un estudio enviado por la titular de la Afip, Mercedes Marco Del Pont, en el que se señala que esa es la proyección, aunque aclaró que aún no se puede dar un número definitivo de contribuyentes que serán alcanzados porque se está haciendo la verificación de las presentaciones de bienes personales.

Heller dijo que con los datos recabados hasta el momento es "posible" que el universo alcance a alrededor de 9.800 personas, que se conformaría con 7.438 que ya presentaron sus declaraciones juradas de bienes personales y otros 1.860 que posiblemente pueden ser incluidos, según consignó la agencia de noticias Télam.

En el informe de la Afip se considera que la recaudación puede alcanzar los 307 mil millones de pesos y que las 253 personas que tienen fortunas superiores a los 3.000 millones aportarán el 50% de la recaudación.

El proyecto que analiza la comisión de Presupuesto establece un aporte solidario a las grandes fortunas superiores a los 200 millones de pesos que pagarán una tasa del 2%, con el fin de recaudar más de 300 mil millones de pesos para destinar a planes sanitarios y al sistema productivo, tras la crisis originada por la pandemia del coronavirus.