Mar del plata

7 de Enero de 2021 08:08

Que vuelva "Pancho": la Municipalidad secuestró a su loro y junta firmas para recuperarlo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Personal de Servicios Urbanos se llevó el animal al entender que estaba expuesto a la venta en un pet shop. Sin embargo, Diego, el propietario del local, asegura que solo lo tenía para hacerle compañía a sus clientes. "Es mi mascota. Tienen que tener un poco de corazón", pidió.

Hace una semana que Diego abre las puertas del pet shop que tiene en el barrio Santa Mónica pero el ánimo no es el mismo porque "Pancho", su loro autóctono, su compañía de todos los días, ya no está: el 30 de diciembre, personal del área de Servicios Urbanos se hizo presente en el comercio a raíz de una denuncia y se llevó al particular ejemplar.

Los inspectores municipales entendieron que el animal estaba expuesto con fines de lucro en el local de calle San Juan al 3700 y, bajo ese razonamiento, secuestró el ave al acusar una clara infracción del artículo segundo de la ordenanza 16.031, que protege la tenencia, exhibición, venta captura y cualquier otro tipo de manipulación de fauna silvestre autóctona dentro de General Pueyrredon.

Diego, sin embargo, lo desmiente: asegura que "Pancho" era su mascota y que solamente lo había puesto dentro de una jaula en el pet shop para garantizarse una compañía diaria. "Acá siempre pasan criaturas y gente grande y le dan de comer; con algunos se deja tocar y con otros clientes también habla", explica el comerciante.

El hombre reconoce que no sabía que el animal no puede estar exhibido aunque también reparó en que la normativa vigente para la ciudad únicamente hace mención de esta prohibición cuando se esconden intenciones de venta. "Yo no lo tenía para que dejaran plata porque incluso venía gente a verlo y no compraba nada. Pero 'Pancho' estaba feliz afuera con la gente", afirma, y ejemplifica, sobre la estrecha relación con la clientela: "Thiago, un nenito autista que es cliente mío, la hacía venir a la madre cada vez que salía de la terapeuta para ver al loro".

Diego lamenta que los inspectores de Servicios Urbanos se hayan acercado al local de forma "prepotente" y manifiesta preocupación por el estado de "Pancho", mientras mantiene la expectativa firme de recuperarlo cuanto antes. "Los que se lo llevaron no me preguntaron el nombre, qué come, y ni siquiera vinieron provistos de alguna jaula. Lo pusieron atrás de la camioneta y se lo llevaron al viento", denuncia, y agrega: "Si son tan proteccionistas como dicen, la verdad que no cumplieron con ninguna función".

Al ser consultado por 0223, el vecino dice que intentó llevar el reclamo al intendente Guillermo Montenegro y que hizo lo propio con el Secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti, pero en ningún caso acusó alguna solución al planteo. "En la Municipalidad ya están enterados pero no hacen nada", cuestiona.

Diego dice que recibió a "Pancho", un loro autóctono que estuvo 25 años en cautiverio, hace un año como un regalo de un amigo. "Por la edad que tiene, este animalito no se puede reinsertar en su hábitat porque no se sabría defender ni alimentarse", asegura, e insiste: "Lo único que quiero es que me lo restituyan para llevármelo a mi casa. No lo voy a poner más en mi local".

Para lograr su cometido y "tocar el corazón" del juez municipal de Faltas que interviene en la causa, el responsable del pet shop ya juntó más de medio centenar de firmas de vecinos del barrio y clientes que apoyan el pedido de restitución del animal. "Yo no estoy haciendo esto para evitar la multa que tengo que pagar. Es porque quiero tener de nuevo a mi mascota. Nada más", aclara.

 

 

  

 

 

Compartir
Compartí esta nota