Agredió a su expareja, llegó la policía y su madre quiso defenderlo: los dos presos

Ocurrió esta madrugada en el barrio Las Heras, en donde una mujer llamó a la policía porque su expareja se había encerrado en su propia casa tras agredirla. La madre del sujeto quiso evitar que se lo llevaran preso y también resultó aprendida por generar disturbios.

El agresor, expareja de la víctima, le había roto los vidrios de una ventana para obligarla a salir a la calle.

1 de Octubre de 2021 10:55

Por Redacción 0223

PARA 0223

 

Un llamado al 911 que alertó sobre un posible caso de violencia de género en una vivienda ubicada en calle Reforma Universitaria al 3000, en el barrio Las Heras, dio origen a un singular episodio en el que tanto el acusado como su madre terminaron aprehendidos.

Ante el aviso, efectivos de la comisaría decimosexta se hicieron presentes en el lugar y se entrevistaron con una mujer de 25 años, quien contó que momentos antes había sido agredida por su expareja y padre de su hijo de 8, quien vive en una casa lindante a la suya. Según relató, el sujeto de 26 años le había roto los vidrios de una ventana para provocar que ella saliera a la calle, situación que finalmente se dio. Fue entonces cuando el agresor, en medio de amenazas de muerte, la tomó del cuello y se encerró en la casa de la víctima.

Madre e hijo terminaron con causas judiciales: él, por violencia de género; ella, por atacar a la policía. 

Ese es el panorama con el que se encontraron los uniformados, que durante varios minutos le pidieron al agresor que saliera a la vereda pero sin buenos resultados. Frente a esto, tras comunicar las novedades a la fiscalía en turno, el fiscal Alejandro Pellegrinelli autorizó el ingreso a la casa por la fuerza, pero no llegó a concretarse: el hombre abrió la puerta y salió por sus propios medios. 

Pero no terminó ahí. Mientras la policía avanzaba en la aprehensión del sujeto, apareció en escena una mujer de 46 años, madre del hombre, y comenzó a generar disturbios e insultar a los efectivos en defensa de su hijo. Al final, madre e hijo fueron llevados por las autoridades.

En el caso del agresor, el fiscal Pelegrinelli se le formó una causa por el delito de daños, amenazas y lesiones leves agravadas por el vínculo en concurso y fue trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán. En cuanto a la mujer, se le inició una causa por infracción a la ley 8031/73 (artículos 74 y 79) y recuperó la libertad poco después por disposición del Juzgado Correccional.

Comentarios de usuarios de Facebook