Flores de Bach: qué son y qué pueden aportarnos

En la década del '30, el médico británico Edward Bach desarrolló la terapia floral que lleva su nombre, un sistema de curación que reconoce al paciente de manera integral. Cuáles son las patologías que se pueden tratar con este tipo de terapia. ¿Existen efectos adversos?

La terapia floral la desarrolló en la década del '30 el médico Edward Bach.

12 de Octubre de 2021 09:52

La enfermedad es una suerte de consolidación de una actitud mental y sólo es necesario tratar tal actitud mental y la enfermedad desaparecerá”, consideró Edward Bach, el médico británico británico, bacteriólogo y patólogo, creador de la terapia floral, que apostó por una medicina que además de curar las patologías visibles, ayudara al paciente a encontrar el equilibrio interno. Hoy son usadas en el mundo entero como medicina alternativa y/o complementaria a la medicina tradicional.

Fue en la década del 30 cuando el Bach creó un sistema de 38 esencias florales en un intento por desarrollar una terapia integral que lograra dar respuesta a cada persona de manera completa, es decir, teniendo en cuenta su cuerpo físico, mental y espiritual. Un verdadero acto revolucionario frente a la mirada cientificista de la medicina occidental de la época, la cual se limitaba a responder a la enfermedad que el paciente padecía de manera fragmentada y con herramientas exclusivamente alopáticas.

En 1930, Bach decidió dejar la atención como médico tradicional en los consultorios de Harley Street y mudarse a Londres con la determinación de dedicar el resto de su vida a un nuevo sistema de medicina integral, el cual aspiraba encontrar en la naturaleza.

Después de varios años de ensayos, algunos aciertos y muchos errores en la preparación y prueba con miles de plantas, encontró en una el remedio que buscaba. Cada esencia está enfocada a un estado mental o anímico específico.

Cada esencia de las Flores de Bach se relacionan a un estado anímico.

Qué son las Flores de Bach

Anabella Barcellandi, médica y terapista floral, explica que las Flores de Bach “son remedios naturales, compuestos por la energía vibracional de 38 flores y agua de roca, que están agrupadas según la emoción: miedos, incertidumbre e inseguridad, marginación del presente, soledad, vulnerabilidad y dependencia, desesperación y desaliento y preocupación excesiva. La esencia de cada flor actúa sobre el estado anímico y carácter del paciente, devolviendo la coherencia entre su personalidad y su alma, donde está el origen de la enfermedad”.

También detalla cómo se desarrollaron la famosa terapia a base de flores: “Para hacer los remedios florales se cortan los capullos de la flor elegida, se ponen en un recipiente de vidrio lleno de agua recogida de un arroyo claro inmediato y se dejan en el campo, en el mismo lugar que se han cortado, al sol unas horas. Así queda el agua impregnada de la energía de esa flor potenciada”.

 

Cómo actúan y para qué sirven

Actúan de forma energética. “Los seres vivos tenemos una estructura energética similar a un campo electromagnético, que cuenta con un sistema de frecuencias que repercuten en el correcto funcionamiento bioquímico, en el equilibrio biológico y psíquico. Según la interacción, más o menos conflictiva con el entorno puede alterar estas frecuencias y así afectar el equilibrio mental, emocional o físico, generando distintos síntomas. Las esencias florales superponen ´frecuencias armónicas´ con capacidad para restaurar el propio sistema energético, especialmente a nivel emocional”, detalla Barcellandi.

Cuando la persona armoniza su mundo interno los síntomas concretos se alivian o desaparecen.

En relación a qué tipo de patologías puede abordar, la médica consultada por 0223 aseguró que “para todas ya que no tiene contraindicaciones y pueden ser asociadas a otros tratamientos tradicionales”.

Las flores de Bach no tienen contraindicaciones, advierten los especialistas.

No tienen efectos adversos

Como no tienen principio activo bioquímico ni tampoco acción física, los cambios que produce en la persona son “sutiles y suaves, sin reacciones adversas, efectos secundarios, interacciones ni dependencia”. Según Barcellandi “pueden ser usadas en cualquier ser vivo, plantas, animales, humanos adultos, niños, embarazadas, se las prepara sin alcohol, en estos 2 últimos casos, y tiene menor durabilidad”.

 

Esencias de rescate (Rescue Remedy)

La fórmula de rescate está compuesta por 5 esencias que se la utiliza en casos agudos de shock y desequilibrio emocional, crisis o urgencias por cualquier causa, siendo muy efectivo para afrontar ese dolor en presencia plena y armonía.

También existe otra fórmula que es la combinación de otras 5 esencias y que sirve especialmente para los momentos que se necesita mayor concentración y seguridad, como puede ser antes de rendir un examen o brindar una conferencia ante un público numeroso.

 

Las 38 esencias florales y sus funciones

Conocé las 38 esencias florales.

 

1. Agrimony (Agrimonia) para los que ocultan sus temores detrás de una máscara de despreocupación.

2. Aspen (Álamo temblón) para los que tienen miedo a lo desconocido, o sienten miedo sin motivo aparente.

3. Beech (Haya) para los que tienen la necesidad de criticar y juzgar constantemente a los demás.

4. Centaury (Centáurea) para los que no saben decir “no” y se someten a la voluntad de los demás.

5. Cerato (Ceratostigma) para los que buscan consejo y aprobación constante, porque dudan de sí mismos.

6. Cherry Plum (Cerasífera) para las personas que controlan sus sentimientos y tienen miedo a perder el control.

7. Chestnut Bud (Brote de Castaño) para los que siempre repiten los mismos errores, porque no aprenden de ellos.

8. Chicory (Achicoria) para los que se preocupan demasiado por los demás, volviéndose autocompasivos si esta atención no es devuelta.

9. Clematis (Clematide) para los que viven en el futuro, porque el presente no les parece interesante.

10. Crab Apple (Manzano silvestre) para la obsesión por la “limpieza”, tanto a nivel psíquico como físico.

11. Elm (Olmo) para las personas abrumadas, porque asumen más trabajo del que pueden manejar.

12. Gentian (Genciana) para las personas pesimistas, que dudan de sí mismas y se desaniman fácilmente.

13. Gorse (Aulaga) para los que han perdido la esperanza y no tiene ánimos de seguir adelante. Grupo 2.

14. Heather (Brezo) para las personas que están centradas en sí mismas y no saben escuchar.

15. Holly (Acebo) para los que tienden a tener emociones negativas, como: rabia, odio, envidia, celos, etc.

16. Honeysuckle (Madreselva) para los que insisten en vivir de recuerdos pasados.

17. Hornbeam (Hojarazo) para las personas que sienten sin fuerzas para afrontar las actividades del día a día, aunque realmente sí las tienen.

18. Impatiens (Impaciencia) para las personas impacientes, inquietas y que siempre van con prisa.

19. Larch (Alerce) para los que no confían en sí mismos y siempre se anticipan al fracaso.

20. Mimulus (Mímulo) para los miedos de origen conocido.

21. Mustard (Mostaza) para los que sienten una tristeza profunda y repentina, pero desconocen su origen.

22. Oak (Roble) para las personas que no son capaces de rendirse ni abandonar, aunque estén agotados.

23. Olive (Oliva) para los que se sienten agotados, tanto físico como mentalmente.

24. Pine (Pino) para el sentimiento de culpa y no merecimiento.

25. Red Chestnut (Castaño Rojo) para los que se preocupan excesivamente por los demás.

26. Rock Rose (Heliantemo) para el terror y el pánico desmesurado.

27. Rock Water (Agua de Roca) para las personas que son demasiado duras consigo mismas y desean ser tomadas como ejemplo.

28. Scleranthus (Escleranto) para las personas indecisas e inestables anímicamente.

29. Star of Bethlehem (Leche de Gallina) para los traumas, ya sea actual o del pasado, consciente o inconsciente.

30. Sweet Chestnut (Castaño dulce) para los que se sienten totalmente angustiados y se encuentran ante un colapso total.

31. Vervain (Verbena) para las personas excesivamente entusiastas que intentan imponer sus ideales.

32. Vine (Vid) para las personas intolerantes, a las que les gusta dominar y mandar a los demás.

33. Walnut (Nogal) para los cambios y la protección de influencias externas.

34. Water violet (Violeta de agua) para las personas solitarias a las que les cuesta relacionarse con los demás.

35. White Chestnut (Castaño de indias) para las personas que se obsesionan con ciertos pensamientos.

36. Wild Oat para las personas desanimadas porque quieren hacer algo en la vida, pero no encuentran su vocación.

37. Wild Rose (Escaramujo) para las personas apáticas, que toman lo que la vida les trae sin intentar cambiar la situación.

38. Willow (Sauce) para las personas amargadas y resentidas por las adversidades que les ha tocado vivir. Expertos consultados Dra. Barcellandi, Anabel

Temas

Comentarios de usuarios de Facebook