Crisis en Garbarino: sigue la incertidumbre y amenazan con volver a tomar el local

Los trabajadores y los delegados del Sindicato de Empelados de Comercio fijaron el fin de semana como fecha límite para adoptar una medida. Hay incertidumbre por el despido de dos trabajadores de Compumundo y la falta de novedades.

Los trabajadores de Garbarino tiene temor a ser cesanteados como ocurrió con la plantilla de Compumundo. Foto: 0223.

5 de Octubre de 2021 08:14

Por Redacción 0223

PARA 0223

Los cerca de 30 trabajadores que se desempeñan en la única sucursal de Garbarino en Mar del Plata analizan volver a tomar el local de Rivadavia 3045 después de que el mismo grupo empresario desvinculara formalmente a dos empleados de Compumundo.

Desde el Sindicato de Empleados de Comercios (SEC) confirmaron a 0223 que este lunes los dos trabajadores que quedaban vinculados laboralmente a la firma Compumundo en Mar del Plata recibieron los telegramas de despidos y fueron oficialmente cesanteados.

En los telegramas a los que accedió este medio, el grupo del empresario Carlos Rosales responsabilizó al Gobierno y justificó su crisis por la "estrepitosa caída en las ventas" que provocó la irrupción del coronavirus y las diferentes restricciones impuestas a partir de marzo del 2020. "Lamentablemente, la reciente reapertura de las distintas actividades económicas que permitirían normalizar el negocio no tiene la suficiente fuerza para revertir el daño causado", apuntaron.

En el sector avizoran que la resolución que adoptó el el empresariado se puede replicar con los trabajadores de Garbarino que se mantienen expectantes y a la espera de definiciones en el corto plazo. "Con esta gente no se sabe que puede pasar", apuntaron.

Por esta fecha, a los empleados les adeudan el 20% del salario de abril y los sueldos de mayo, junio, julio, agosto y el aguinaldo, entre otros. Y todavía no tienen ninguna certeza de cobro.

Ante esta situación, los trabajadores analizan volver a tomar el local como lo hicieron durante casi dos meses: ante la falta de pago, los trabajadores cerraron la sucursal a principios de julio y extendieron la medida de fuerza hasta fines de agosto.

"Estamos evaluando volver a tomar la sucursal. No descartamos que pueda pasar lo mismo que en Compumundo. La resolución no va a pasar más allá del fin de semana", confiaron desde el SEC.

Es que el personal afectado se vio obligado a cesar con la medida ante la amenaza por parte de los directivos de no cobrar un solo peso de las sumas adeudadas si no ponían fin a la protesta. Finalmente, no se efectivizó ningún pago.

El local se mantiene abierto de 10 a 13 y solo pueden comercializar mercadería mediante medios electrónicos - y con recargo - y los pocos productos que quedan en depósito son en consignación.

Comentarios de usuarios de Facebook