20 años de prisión para el asesino del remisero Miguel Ángel Luis

Lo resolvió hace instantes el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2. Brian Albornoz seguirá alojado en el complejo penitenciario de Batán.

Remiseros y taxistas se concentraron desde temprano en la puerta de Tribunales, a la espera de que se conociera la sentencia. Fotos: 0223

3 de Diciembre de 2021 11:48

Por Redacción 0223

PARA 0223

El hombre que en enero de 2020 le disparó seis veces al remisero Miguel Ángel Luis, quien murió tras cinco días de agonía, fue condenado a veinte años de prisión hace instantes por el Tribunal Oral en lo Criminal Nº2. Brian Albornoz seguirá detenido en el complejo penitenciario de Batán.

Sin discusión, como quedó claro en la primera jornada de debate, de la materialidad y la autoría, los jueces Alexis Simaz, Roberto Falcone y Juan Manuel Sueyro hallaron a Brian Albornoz -que no estuvo presente en la lectura- autor penalmente responsable del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegal de arma de guerra.

En los alegatos la querella había solicitado, a través del fiscal Leandro Arévalo y el representante del particular damnificado Maximiliano Orsini, penas de 25 y 29 años respectivamente. Por su parte la defensora oficial Carla Ostachi había pedido 10 años y 8 meses de prisión.

El TOC 2 condenó este mediodía a Brian Albornoz a 20 años de prisión. Fotos: 0223

Orsini había planteado la alevosía en la calificación de los hechos, pero el pedido no prosperó por lo que el pedido de una pena mayor a la solicitada por la fiscalía se basó en la consideración de otros agravantes. Para el abogado era clave la cantidad de disparos realizados por la espalda, el ocultamiento del arma, su conducta previa y que el fusilamiento hubiera continuado si la víctima no ponía la mano en la corredera de la pistola.

De acuerdo a los distintos informes que se presentaron, Albornoz estaba lúcido y controlaba sus actos al momento del ataque que fue a las cinco de la mañana y el resultado de la extracción que le practicaron tres horas más tarde dio cero.

Tras el pedido de la defensa para la imposición de una pena por el mínimo legal previsto, los magistrados escucharon a Albornoz quien pidió perdón, lloró y dijo que él desearía estar muerto. A su término Micaela Noviello, pareja de la víctima, le respondió que le deseaba una vida larga para sufrir lo que sufre ella y su familia porque no le dio la oportunidad de vivir a Miguel y que no imaginaba el daño que provocó al dejar a dos criaturas sin padre.

Comentarios de usuarios de Facebook