Antes de ser calle

8 de Febrero de 2021 10:55

A cada quien lo suyo: Guillermo Volpe tiene su calle

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Desde ayer, el paseo costero de Platya Grande lleva el nombre de Guillermo Volpe, en homenaje al guardavidas que murió en ese sector el 4 de febrero de 1978, durante un rescate. 

Justicia significa “a cada quién, lo suyo”, y ayer en Playa Grande se llevó adelante un acto de Justicia. A instancia de los trabajadores, desde ahora, quien fuera el primer Comisionado Municipal del Partido de General Pueyrredon después del golpe militar autodenominado “Revolución Libertadora” en septiembre de 1955 ya no tendrá una calle que lo homenajee. En su lugar propusieron el nombre de Guillermo Volpe, el primer guardavida fallecido durante un rescate en el mar.

Este domingo, ante familiares, amigos, funcionarios y representaciones políticas de algunas fuerzas del Concejo Deliberante, se llevó a cabo el acto oficial donde se descubrió el cartel indicador, ya no con el nombre de Aldao sino con el del guardavida Guillermo Volpe.

La propuesta tuvo eco en el HCD local y se consiguió un apoyo unánime. “No fue automático, hubo que insistir para que prospere dentro del mundo legislativo entre comisión y comisión y, aún más, para que se concretara por parte del Ejecutivo poniendo en acción la propuesta”, aseguraron quienes idearon el cambio.

¿Quién fue?

El recuerdo a Guillermo Volpe por parte de sus compañeros de trabajo se da todos los 4 de febrero desde 1979, un año más tarde en que las aguas de Playa Grande perdía la vida en medio de un rescate de un adolescente que se ahogaba en el sector conocido como Biología (hoy Normandina).

Volpe había completado su capacitación profesional de guardavidas en 1975 y acumuló experiencia en distintas playas de la costa marplatense, entre ellas las del sur y la Bristol. Pero su sueño era convertirse en uno de los hombres de Playa Grande, para trabajar junto a quienes habían realizado la formación con él.

Un día antes de la tragedia -el 3 de febrero de 1978-, Volpe había logrado su sueño: sumarse al equipo de elite que lo conformaban Alfredo Marasco, Silvio Garíspoli, José Luis Queseda, Eugenio Raimondi, Jorge Vaccaro y Patricio Tauler.

El cuerpo de Volpe fue encontrado por pescadores cuatro días después. El 8 de febrero al ser alertados dos guardavidas se arrojaron desde la Escollera Norte y trasladaron el cuerpo hasta la orilla. La autopsia determinaría que el deceso se había producido por un infarto mientras trabajaba en el rescate del adolescente que se ahogaba junto a sus flamantes compañeros.

Un hecho político

La acción de haber cambiado el nombre de la arteria que une la avenida Patricia Peralta Ramos con la De los Trabajadores es un acto político consensuado en su ámbito lógico dentro de la democracia como es el Concejo Deliberante. No es partidario, que debe ser lo que quiso decir el Jefe Comunal al indicar en su discurso que “no era un acto político”. Todo lo contrario, justamente lo fue. Y así lo demuestra la buena decisión de quitarle el privilegio a un hombre no elegido democráticamente como Comisionado y que ostentó desde 1976 (durante la dictadura militar) llevar el nombre de uno de los paseos más emblemáticos de Mar del Plata.

Cada nota, cada columna o cada espacio radial en el que participamos desde #AntesDeSerCalle son semillas que se tiran al viento. Muchas de ellas se pierden, pero en casos, caen en tierra fértil y crecen para producir cambios. Valoramos la iniciativa de las distintas agrupaciones de Guardavidas que lo propusieron, la insistencia de los concejales en darle marco legal y al gobierno municipal.