Mar del plata

3 de Marzo de 2021 16:45

Choferes amenazan con un paro en caso de sufrir más robos: "Esto no da para más"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
En junio, se instalaron cámaras en los colectivos pero los hechos delictivos son cada vez más violentos y frecuentes. Foto: 0223.

Después del nuevo episodio que sufrió un trabajador de la línea 593, una agrupación disidente a la conducción oficial de la UTA le envió una nota al intendente Guillermo Montenegro para que refuerce los controles policiales.

Un sector de los choferes de colectivos no descartó este miércoles avanzar con un paro en el transporte público de Mar del Plata ante los recurrentes hechos delictivos que tienen como blanco a los trabajadores a lo largo de las últimas semanas.

La amenaza de medida de fuerza fue planteada por la agrupación Juan Manuel Palacios, una facción disidente la conducción oficial de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) que ya interrumpió el servicio en distintas oportunidades en 2020, en el marco de una nota que elevaron al intendente Guillermo Montenegro.

En el escrito, se le solicitó al jefe comunal que intervenga ante la situación de inseguridad que se acusa para que se "optimicen y amplíen" los controles policiales en los sectores que "se consideran problemáticos" en la ciudad, además de exigir que se "garanticen los corredores seguros en las horas de mayor riesgo para los pasajeros".

"La situación no da para más; apelamos a su gestión para no tener que recurrir a una medida de fuerza como forma de proteger a nuestros compañeros", advirtieron desde la organización, que también insistió en que se "está poniendo en riesgo la integridad física y la vida" de los choferes y los propios usuarios del transporte público.

Desde el sector sindical le reclamaron al intendente que lleve "tranquilidad a la comunidad toda y la paz social para que todos los habitantes de la ciudad puedan transportarse en forma segura", según consta en el texto al que tuvo acceso 0223.

La preocupación que se renueva en el sector surge después del episodio que denunció un chofer de la línea 593 que fue abordado por dos sujetos. Sin mediar palabra, los delincuentes le colocaron un revólver en la cabeza y amenazaron con matarlo. Una semana antes, otro conductor del colectivo de la línea 554 fue apuñalado por un joven que quiso utilizar el servicio con una tarjeta de discapacidad ajena.

Tres días después de ese primer hecho, la conducción oficial de la UTA se reunió con autoridades policiales y de la Secretaría de Seguridad para pedir "más retenes y operativos dinámicos" en la periferia de Mar del Plata. El encuentro, sin embargo, tuvo lugar con Lucio Pintos, quien fue removido de la Jefatura Departamental local que desde el martes quedó a cargo de José Segovia, el exreferente de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI).

Comunicado completo

Compartir
Compartí esta nota