Zona roja

21 de Abril de 2021 17:02

Descartan llevar la zona roja detrás del Minella y ahora proponen una audiencia pública

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Después de los múltiples rechazos que despertó la iniciativa, el concejal oficialista Nicolás Lauría dio marcha atrás con su idea y reconoció que se deben buscar "soluciones integrales" a la problemática.

Fueron tantas las voces que se alzaron en contra de la posibilidad de llevar la zona roja detrás del estadio José María Minella que al final el concejal Nicolás Lauría, quien propuso la idea, decidió dar marcha atrás y ahora propone definir el futuro de ese sector signado por la prostitución y la venta de drogas en una "audiencia pública".

Después de su paso por la comisión de Políticas de Género, Mujeres y Diversidad del Concejo Deliberante, presidida por Sol De la Torre, el edil de Vamos Juntos confirmó que retiró la posibilidad de relocalización en la calle Canosa. "Desde el bloque tratamos de abrir el proyecto y tratarlo de una manera más integral después de ver el rechazo de los vecinos", aseguró, en declaraciones a 0223 Radio.

Las críticas que había recibido Lauría vinieron de parte de vecinos, organizaciones sociales, de instituciones que luchan contra la trata de personas, del colectivo trans y hasta del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi). El referente del oficialismo lamentó que el foco de los cuestionamientos al proyecto se haya puesto en el "traslado y no en lo importante que es poner el tema sobre la mesa".

A partir de ahora, Lauría dijo que busca lograr la convocatoria de una audiencia pública para que distintos sectores de la sociedad civil puedan hacer su aporte al proyecto y se consensue, de este modo, una "solución integral" a la problemática. "En mi caso personal pedí una audiencia para que todos los vecinos, colectivos, funcionarios y exfuncionarios puedan aportar cosas positivas", explicó.

Según el integrante de Vamos Juntos, "va a ser algo histórico poder hablar de este tema que tiene tantas aristas y es tan difícil" e instó a que la ciudad "dé un paso al frente". "No hay que esperar a que políticas públicas de Nación y Provincia lleguen para tratar de encontrar una posible solución que quizás tampoco sea la que quieren en el colectivo trans", consideró.

La denominada "zona roja" involucra a 120 trabajadoras sexuales que suelen encontrarse en el sector delimitado por Jara, Champagnat, Luro y la calle Belgrano, donde hace años también convive el narcomenudeo con una fuerte actividad que preocupa a los vecinos.

Compartir
Compartí esta nota