Zona roja

13 de Abril de 2021 19:22

Inadi repudió el traslado de la zona roja: "Esto criminaliza, discrimina y no resuelve el problema"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El organismo presentó un escrito en el Concejo Deliberante donde se opone a la iniciativa del concejal del oficialismo, Nicolás Lauría. "Esta ordenanza no repara en cuál es la realidad de las personas en situación de prostitución", se apuntó.

Por si hacía falta una voz más de rechazo, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) manifestó este martes su repudio al proyecto que impulsó el concejal del oficialismo, Nicolás Lauría, para trasladar la denominada "zona roja" a la diagonal Canosa, detrás del estadio José María Minella.

El organismo presentó un escrito ante el Concejo Deliberante en el que, en primer lugar, advierte que de aprobarse la iniciativa del edil se vería "seriamente comprometida la responsabilidad internacional del Estado argentino en materia de prevención, investigación y sanción del delito de la explotación sexual y trata de personas, y de lucha contra las formas más graves de vulneración de los derechos de las mujeres, travestis y trans".

"Es alarmante que el proyecto en cuestión y sus considerandos, no hayan tenido en cuenta que el artículo 68 del Código Contravencional bonaerense - que habilitaba la persecución y cárcel de personas en prostitución- fue derogado en 2018; ya que el proyecto justamente va en contra de esa derogación, y propone sin mas criminalizar a las personas en situación de prostitución, que no se encuentren dentro del espacio que se busca reglamentar", apuntaron los asesores marplatenses del Inadi, José Soldevia, Cintia Mónaco y Valeria Crespo.

Para el instituto, "es notorio que el proyecto no resuelve la problemática de fondo, pero sí criminaliza a las personas que actualmente están en situación de prostitución". "Iniciativas como este proyecto de corte inquisitivo y discriminatorio tampoco buscan la articulación urbana, pues sólo persiguen el objetivo de beneficiar a un barrio, trasladando los problemas que tiene de un lugar a otro", razonaron.

En este sentido, citaron el "grave antecedente" que tuvo como epicentro a la Ciudad de Buenos Aires donde se había llevado adelante la relocalización de otra zona roja que antes estaba en la calle Godoy cruz del barrio de Palermo hacia el sector de los Bosques. "Esto se hizo sin consenso social y generó muchísima violencia, pues se llevaron allí a las mujeres, travestis y trans agravando sus condiciones de vulnerabilidad", recordaron.

"Es grave que esta propuesta de ordenanza además no tenga reparo en cuál es la realidad de las personas en situación de prostitución, mujeres, trans y travestis, migrantes en muchas ocasiones, sin acceso al empleo formal ni a la educación; de quien el sistema prostituyente actual se nutre los explota y los violenta", insistieron en el Inadi, en la documentación a la que tuvo acceso 0223.

Frente a esta situación, la delegación local de la institución instó a implementar desde el Municipio, junto a la Provincia y la Nación, "políticas públicas y federales de prevención y de asistencia, y se generen en particular más líneas de empleo específicas para mujeres, travestis y trans en situación de prostitución, que acompañe la implementación del cupo laboral trans que rige en las administraciones públicas". 

"Desde Inadi buscamos promover el desarrollo humano de las personas, así como alternativas de vida y de inclusión social y laboral, para que la libertad de elección pueda ser un derecho real. Por eso estamos para impulsar todo tipo de políticas públicas y federales que garanticen derechos para todos/as/es, especialmente para las personas que están insertas en el sistema prostibulario", concluyeron.

El organismo justificó su presentación al cuerpo deliberativo después de que "diversas organizaciones sociales referentes en el tema y con trabajo de larga data" exigieran su opinión técnica respecto del polémico proyecto de Lauría, que ya despertó el rechazo de las propias trabajadoras sexuales, de distintos sectores vecinales y de otras entidades.

La "zona roja" involucra a 120 trabajadoras sexuales que suelen encontrarse en el sector delimitado por Jara, Champagnat, Luro y la calle Belgrano, donde hace años también convive el narcomenudeo con una fuerte actividad que preocupa a los vecinos.

 

Compartir
Compartí esta nota