Patota nazi

28 de Abril de 2021 15:35

El titular de la Daia llega a Mar del Plata para revocar la libertad condicional de un neonazi

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los representantes de la Daia pedirán que se revoque la libertad condicional de Caputo. Foto: 0223.

Desde el organismo de instituciones judías de Argentina buscan que Nicolás Caputo vuelva a prisión a tres semanas de obtener el beneficio, tras ser denunciado por agredir a una mujer que testificó en su contra.

El presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (Daia), Jorge Knoblovits, llegará el próximo viernes a Mar del Plata para pedir que se le revoque la excarcelación a Nicolás Caputo, uno de los condenados por los ataques neonazis cometidos en Mar del Plata entre 2013 y 2016, quien días atrás fue denunciado por atacar a una testigo de la causa.

Knoblovits, según anunció a Vis á Vis, sitio especializado en Israel y el judaísmo, arribará a la ciudad cabecera de General Pueyrredon el próximo viernes acompañado por el ex abogado de la Daia, Alejandro Broitman, quien ofició de representante legal durante el proceso en el que se condenó a Caputo a ocho años y medio de prisión. "Tendremos la audiencia y buscaremos que se revoque la condicional", aseguró.

La semana pasada, desde la Asamblea por una Sociedad Sin Facismo denunciaron a Caputo por agredir física y verbalmente a una joven de 19 años que testificó en su contra. El hecho se produjo el 23 de abril cuando el condenado arribó a la terminal ferroautomotora tras ser excarcelado del Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) y llevó a la víctima a un departamento de Mar del Plata que había alquilado.

Incluso, en el interior del inmueble, intentó ahorcarla con la cortina del baño. El condenado huyó ante los gritos de auxilio de la víctima por la ventana del primer piso del edificio.

Los hechos fueron denunciados al día siguiente en la Comisaría de la Mujer de Mar del Plata. Una vez labradas las actuaciones de rigor, se dictó una restricción de acercamiento respecto de la denunciante.

A principios de abril, la justicia dispuso su excarcelación por su "voluntad de superación” y una “conducta ejemplar” al concederle la libertad condicional con la colocación de una tobillera electrónica, monitoreada por la Dirección de Asistencia a Personas Bajo Vigilancia Electrónica dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

El hombre de 33 años cumplió cinco de los ocho años y medio en la pena que le impuso en mayo de 2018 el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata junto a otros acusados por “organizar una agrupación destinada a imponer sus ideas y combatir las ajenas por la fuerza o el temor y realizar propaganda basado en ideas o teorías de superioridad de una raza".

Compartir
Compartí esta nota