Buque rigel

26 de Mayo de 2021 18:33

Increíble: a tres años, las viudas todavía esperan por el certificado de muerte de los tripulantes del Rigel

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Débora Azcurra, esposa de Cristian Osorio, visibilizó la dramática situación en redes sociales. Sin ese documento, las familias de los marineros fallecidos no pueden acceder a una pensión ni a ningún otro beneficio. La ley estipula un plazo máximo de seis meses.

Están por cumplirse tres años de la tragedia que protagonizó en altamar el buque marplatense Rigel pero las familias de los tripulantes todavía sostienen un reclamo tan básico que resulta increíble de escuchar: piden a la Justicia que les otorgue los certificados de presunción de fallecimiento de los marinos para poder acceder a una pensión y así sostenerse económicamente.

Cansada de no tener respuestas, Débora Azcurra, la viuda del auxiliar de máquinas Cristian Osorio, fue quien decidió viralizar la situación a través de las redes sociales. Desde que se produjo la partida del trabajador pesquero, la mujer quedó sola a cargo de Facundo Ezequiel, su hijo, y no tuvo ninguna ayuda por parte del Gobierno. "De este lado está la lucha de una mamá que tiene que seguir dándole de comer a su niño día a día", expresó.

"Juez Gustavo Lleral le agradezco que escuche a cada familiar para que bajen los buzos pero ¿en algún momento usted habló con las madres de los menores para ver si se necesitaba un yogur, una galletita, un médico o un psicólogo? No. Acá dejaron a cada nene desamparado y les importó tres carajos los chicos, si las madres tenían o no trabajo, si los padres eran o no él único ingreso familiar", lamentó, en el testimonio que compartió.

Azcurra hizo énfasis en la necesidad de contención con profesionales ya que aseguró que el hijo "llora cada día porque no está su papá". "Me pidió comprar una escalera para subir al cielo a buscar a su papá. Contéstelo usted señor (NdR: en referencia al juez Lleral) ya que tanto le cuesta una firma", finalizó la esposa del pesquero local que tenía 9 tripulantes a bordo.

Ante la consulta de 0223, Miguel Ángel, el papá de Cristian, sumó su voz al reclamo y aseguró que todas las vidas de los marineros del Rigel se ven atravesadas por la misma situación de "abandono". "Hay una ley que en realidad indica que este certificado se tiene que otorgar a los seis meses pero parece que a la Justicia no le importa nada", señaló.

El hombre aclaró que esta documentación se tramita en el Juzgado Nº5 de la Provincia de Buenos Aires. "Nos dicen siempre que está en trámite, que está en trámite pero ¿cuánto tiempo más tiene que pasar? Es una locura, un abandono total. Lo único que hemos visto en este tiempo es que la Justicia está totalmente inactiva", apuntó.

El buque Rigel zarpó el 5 de junio de 2018 del Puerto local rumbo al sur para abocarse a la pesca de langostinos y el último contacto que tuvo con las autoridades fue alrededor de las 23 del viernes 8 de junio. Iba a la búsqueda del langostino que por esa época abunda en las costas de Chubut y cuyo valor de venta es mayor al de cualquier otro marisco.

El sábado 9 de junio fue hallado un cuerpo en la zona donde se buscaba al pesquero y finalmente se confirmó que era el de Salvador Taliercio, capitán de la embarcación. Pero el pesquero tenía otros 8 tripulantes a bordo: el segundo patrón Rodrigo Sanita, el jefe de máquinas Néstor Rodríguez, el auxiliar de máquinas Cristian Maximiliano Osorio y los marineros Amadeo JonatanNahuel Navarrete, Carlos Daniel RodríguezPedro Mierez y Rodrigo Blanco.

Compartir
Compartí esta nota