Antes de ser calle

7 de Mayo de 2021 09:31

Esa Mujer que molestaba cruzar todos los días: Eva Duarte de Perón

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Durante algunos años, la avenida Independencia se llamó Eva Duarte de Perón.

La actual avenida Independencia se llamó durante algunos años Eva Duarte de Perón, hasta que un gobierno de facto derogó esa ordenanza. 

En una ciudad que nació al paso de la aristocracia argentina, la presencia de personajes que la cuestionaron y enfrentaron, siempre es molesta. La actual avenida Independencia, la misma que supo llamarse Londres, durante algunos años se denominó Eva Duarte de Perón.

Sí, la ciudad que creció siendo la villa balnearia para unos pocos, no soportó que una de las responsables de abrir las puertas a las clases obreras se nombrara constantemente en la vida cotidiana de los marplatenses.

La implementación del nombre Eva Duarte fue sancionada por el Concejo Deliberante bajo la presidencia de Ernesto Albariño el 8 de mayo de 1952 y promulgada, cuatro días más tarde. En ese momento el jefe comunal era Olegario Olazar quien había llegado al poder local tras imponerse en las elecciones del 11 de noviembre de 1951, donde las mujeres habían podido votar por primera vez.

Al sumarse el electorado femenino, la cantidad de sufragantes marplatenses se elevó a 69.867 votantes: 34.244 hombres y 35.623 mujeres.

 

Borrar la historia

El 18 de enero de 1956, por medio del Decreto N° 188 se genera el  Expediente 5776-2200-56. En su primer artículo habla sobre la restitución de nombres a calles y distintos paseos. Entre los argumentos, el decreto dice:  “Que habían sido modificados por el régimen depuesto, dejándose aclarado, que las denominaciones que corresponden actualmente son las que a continuación se indican”. Así, un gobierno ingresado por la fuerza por medio de un golpe militar llama “Régimen” a uno elegido democráticamente. Total normalidad.

 

No en Mar del Plata, pero sí en Batán

A pesar de los años en democracia continua sólo hubo un intento fallido de rever ese decreto de la dictadura que se inició en 1955; fue durante el gobierno del intendente Daniel Katz y por medio del concejal Juan Domingo Fernández –en ese momento aliado al partido gobernante- que por medio de un proyecto de ordenanza solicitaba la necesidad de avanzar con las medidas políticas contra la impunidad de los años negros de nuestra historia. Si bien era simbólica la propuesta de Fernández, se trataba de una acción concreta que buscaba fomentar la memoria colectiva para que impacte en la subjetividad dejando sentado que los atropellos a la dignidad y esencia humana no deben quedar impunes.

Ese intento no logró torcer las posiciones legislativas. Solo llegó a imponer el nombre de la Abanderada de los Humildes a casi 19 cuadras de la ciudad de Batán y que contempla dos tramos. Una es la Calle 124 y la otra la 40, en ambas arterias, hay cortes que la interrumpen en varios sectores de la otra ciudad del partido de General Pueyrredon.

 

Mar del Plata y Eva Duarte

Para saber más sobre la vida de esta mujer que incomodó por años –viva y muerta- a los sectores de poder, los vecinos y visitantes a la ciudad pueden acercarse hasta el Museo Eva Perón que se encuentra en uno de los salones del Hotel N° 5 de la colonia de Vacaciones Chapadmalal (Kilómetro 19.5 de la Ruta Interbalnearia 11). Es uno de los 9 hoteles que funcionaron para atender a miles de turistas que llegaban desde todas las provincias del país, en muchos casos, para conocer el mar.

La responsable del lugar es la museóloga Silvia Daria a quien contactamos para saber un poco más sobre la relación de “Evita” con esta zona del país. “No hay mucha documentación de esos años ya que mucho se destruyó en 1955, tras el golpe que destituyó al Presidente Perón.  A lo largo de los años gran parte del trabajo ha sido poder recuperar material, en muchos casos donados por particulares que ven la necesidad de poder visibilizar una importante parte de nuestra historia que quisieron borrar”.

 

“Hay una única visita registrada en los diarios de la época de Eva a Mar del Plata. Probablemente ese fue el día que aprovechó  para acercarse hasta el complejo a ver cómo se encontraban unos niños de Santiago del Estero que había enviado ella misma por medio de la Fundación que llevaba su nombre”, nos cuenta Daria que pudo reconstruir esa visita gracias a un chofer de la Primera Dama que se acercó para visitar el Museo que abrió sus puertas en el año 2003.

“En su relato, -nos cuenta- este hombre ya de edad y con ganas de dejar testimonio, recordaba que su imagen era la de Eva sentada en cuclillas tomando mate cocido en un jarrito de aluminio con ese grupo de niños que había venido a visitar. Si bien no hay registro fotográfico de esa visita, están los jarritos que aquel hombre tenía en su mente para brindar fiel testimonio”,  refuerza la responsable del Museo  que además es la autora del libro “Evita, de Los Toldos a Chapadmalal”.

El lugar es un recorrido por medio de fotos y documentos periodísticos que hacen mención a  Evita.  Ahí se puede observar, entre tantas, una foto que supo ser tapa del diario La Capital y es la  Primera Dama en el balcón del segundo piso del Palacio Municipal. 

 

Las edificaciones fueron consideradas Monumento Nacional y dependen, actualmente, del Ministerio de Turismo de la Nación. Ahí, también se pueden ver los  juguetes que la Fundación Eva Perón les enviaba a los chicos que escribían cartas para la época de Navidad y Reyes y  que Osvaldo Soriano dejó inmortalizado en aquel texto “Aquel peronismo de Juguete”.

Una vez más, por acción u omisión, las calles de la ciudad brindan fiel testimonio de la historia de una ciudad que, como le gusta decir a muchos, es el reflejo de un país. #AntesDeSerCalle

Compartir
Compartí esta nota
Comentarios de usuarios de Facebook