Historias de acá

17 de Junio de 2021 14:17

La semana que Mar del Plata recibió a los herederos al trono británico

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Eduardo de Gales se hartó del protocolo y fue a cenar a La Trattoria.

Durante la década del '30, Eduardo de Gales, acompañado por su esposa y hermano, desembarcó en la ciudad, y generó enorme curiosidad entre los habitantes de la villa balnearia. La noche que se escapó a cenar a "La Trattoria". 

Durante los años ‘30, más conocida como la década infame, Mar del Plata aún vivía en todo su esplendor llena de grandes chalets creados como hogares de veraneo para las familias importantes de Buenos Aires que llegaban en cada periodo estival para tomar baños de sol y disfrutar de la brisa marina. Fue a principios de ese período que la ciudad recibió una visita que quedaría en la historia: en agosto de 1931, a bordo del acorazado Repulse, el heredero a la corona británica Eduardo de Gales -luego Eduardo VIII- llegó junto a Lady Wallis Simpson y su hermano Jorge, duque de Kent, en visita oficial para inaugurar la Muestra Británica. 

Según las crónicas de la época, la visita real pese a que tenía como objetivo un evento menor para Mar del Plata fue todo un acontecimiento político y social, ya que el miembro de la corona, más allá de su jerarquía e investidura oficial, despertaba gran simpatía entre los habitantes de la ciudad y cautivaba a la prensa. Debido a su casamiento con la señora Wally Simpson, años más tarde, abdicó al trono de Gran Bretaña en favor de su hermano Jorge, padre de Isabel II. 

Para leer la historia completa, suscribite a nuestro material exclusivo y recibilo todas las semanas por mail.

 

Compartir
Compartí esta nota
Comentarios de usuarios de Facebook