Elecciones 2021

4 de Agosto de 2021 21:10

Montenegro y Raverta, mano a mano otra vez

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Montenegro y Raverta se ponen al frente de la campaña.

El intendente y la directora de Anses serán los protagonistas excluyentes de la campaña en Mar del Plata. 

Guillermo Montenegro y Fernanda Raverta conducen en Mar del Plata los dos principales espacios políticos. Cada uno tenía en claro a quién querían poner al frente de la lista de candidatos a concejales para las legislativas de este año. Fernando Muro y Virginia Sívori desde hace al menos dos meses se mueven como candidatos con la venia de sus respectivos jefes. Y no es justamente por ser los dirigentes con mayor nivel de conocimiento. Al contrario: los nombres del secretario de Desarrollo Productivo y de la concejal pueden serles ajenos a buena parte del electorado marplatense. Sin embargo, son los más fieles representantes de la idea que buscarán expresar los dos líderes de los espacios mayoritarios en la campaña. “En definitiva, eso es lo que importa. La elección va a ser la lista de Montenegro contra la lista de Raverta”, analizó un dirigente de Juntos.

El intendente basará su campaña en la situación económica y productiva de Mar del Plata. Lo dejó en claro durante la presentación de la lista en la Plaza Pueyrredon, cuando dijo que la elección sería clave para definir de qué lado está cada uno. Ubicó a su espacio del lado del “que labura, del que quiere emprender y del que estudia”.

 

Ese mismo mensaje lo lleva a las redes sociales. Comparte todas las semanas reuniones con emprendedores y representantes de Pymes marplatenses junto al secretario de Desarrollo Productivo. Es la misma línea, que maneja el coordinador de Gabinete, Alejandro Rabinovich, que será el candidato de Montenegro en la Quinta Sección Electoral, y suele ser más punzante a la hora de declarar.

Así, con más cautela o de manera más directa, los candidatos de Juntos buscarán dejar en evidencia que sus principales adversarios políticos están parados en la vereda de enfrente: en contra de los que estudian, quieren emprender y trabajan.

Sin embargo, la elección de Sívori como candidata del Frente de Todos –ya oficializada como la única aspirante luego de que la lista de Rodolfo “Manino” Iriart no fuera aceptada- también tiene que ver con no relegar a los sectores empresariales y comerciales marplatenses. La concejal, economista de profesión y con un perfil “amigable” para sectores que miraban de reojo al kirchnerismo, se convirtió en la vocera de cuanto fondo o plan de provincia y nación baje a Mar del Plata.

Y durante la presentación de la lista también mostró que está preparada para el combate dialéctico. “No alcanza con repetir la palabra laburo muchas veces. Hay que llenarlo de políticas públicas”, disparó.  Será esa una de las claves de la campaña del Frente de Todos: demostrar que el discurso del intendente y sus candidatos está vacío de gestión. También fue crítico de la gestión el discurso de Ariel Ciano que tendrá mayor protagonismo durante la campaña del que habitualmente tienen los número dos de la lista. 

El intendente, a su vez, tendrá un doble desafío porque deberá hacer equilibrio entre su acuerdo para llevar una lista única en Mar del Plata y la defensa de las candidaturas de Diego Santilli y Rabinovich en los tramos superiores de la lista. Este jueves, por lo pronto, recibirá a Santilli, con quien cenará y luego tendrá dos días de agenda de campaña. El viernes llegará Elisa Carrió, que también compartirá agenda con el intendente.

Más allá del posicionamiento interno dentro de Juntos, Montenegro y su equipo intentarán no entrar en ninguna disputa con el ala radical. Rabinovich, por caso, se enfrentará con el actual presidente del Concejo Deliberante, Ariel Martínez Bordaisco, mano derecha de Maxi Abad en Mar del Plata, que este fin de semana recorrió el Puerto con Manes. “Por una campaña, nosotros no vamos a putear a un tipo que los últimos dos años estuvo trabajando codo a codo con el intendente”, señalaron desde el Pro local.

Tratarán de superar la interna sin que se generen daños permanentes en las relaciones entre los partidos que componen Juntos. Y creen que pueden lograrlo, más allá de que el inicio no fue lo más auspicioso: Facundo Manes disparó con munición pesada contra Diego Santilli y Horacio Rodríguez Larreta; Carrió amenazó con demandar al neurocientífico y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, respaldó los dichos de Manes.

“Creemos que no se va a profundizar. Todo el mundo se dio cuenta que no sirve para nada”, indicaron fuentes de la UCR y el Pro.

Luego de la presentación de la lista en un astillero del Puerto, Raverta les avisó a los principales dirigentes marplatenses que, salvo alguna cuestión muy importante que le pida el presidente Alberto Fernández, estará en Mar del Plata todos los fines de semana. Todos los candidatos entendieron que la directora Ejecutiva de Anses se pondrá la campaña al hombro. También será anfitriona de funcionarios nacionales y provinciales y hará recorridas por la Quinta Sección junto a su compañero y candidato a senador, Pablo Obeid.

 

Este fin de semana compartió varias actividades en Punta Mogotes y barrios de la ciudad junto a los candidatos a concejales y desde su entorno ratificaron que piensa repetir la rutina hasta las elecciones. Además, en las charlas que mantuvo con sus dirigentes de más confianza les ratificó que su voluntad es volver a competir por la Intendencia en 2023

El resultado de la elección, fundamental para ambos espacios, no cambiará la relación de fuerzas en el Concejo Deliberante. Desde Juntos y del Frente de Todos coinciden en que será una elección muy pareja, lo cual no permitirá a ninguno lograr la mayoría absoluta en el cuerpo legislativo. El oficialismo pone en juego seis bancas (tres radicales, una de la Coalición Cívica, una del Pro y la de Mercedes Morro) y mantendrá tres (UCR, Coalición Cívica y Pro). También abandonará el Concejo Deliberante un aliado fiel que tuvo el oficialismo: Mauricio Loria, de la Agrupación Atlántica.

En el futuro cuerpo legislativo habrá dos concejales que llegaron con Montenegro, pero que se alejaron del intendente: Alejandro Carrancio y Nicolás Lauría. Por el modo en que abandonaron al jefe comunal, parece difícil imaginar que acompañarán las propuestas del Ejecutivo sin condicionamientos.

El Frente de Todos, pone en juego cinco de las diez bancas que tiene actualmente (contando la de Ariel Ciano del Frente Renovador). Ni el más optimista dentro del espacio de Raverta imagina que pueden hacer una elección que les permita meter 8 concejales, la cifra que les permitiría tener una mayoría propia en el cuerpo legislativo.

Además del nuevo bloque de Crear, que se presentará en las elecciones con una boleta corta lo que los aleja de la posibilidad de meter concejales, también quedará la bancada de Acción Marplatense, que actualmente tiene dos representantes.

¿Podrá el espacio que supo llegar a la Intendencia sumar concejales a su bloque? Parece difícil. La grieta, lejos de cerrarse, se profundiza y el mano a mano entre las listas de Montenegro y Raverta será el protagonista excluyente de la elección.