Garbarino: el personal sigue sin respuestas y las deudas por sueldos superan el medio millón de pesos

A dos meses de los despidos de 31 familias, hay plena incertidumbre entre los trabajadores de la casa que supo ser líder en venta de electrodomésticos. "Ojalá lleguemos a cobrar algo", expresaron. 

Se aguarda por acciones judiciales para que la firma devuelve todo lo que debe. Foto: ilustrativa.

14 de Enero de 2022 10:59

Por Redacción 0223

PARA 0223

Los más de 30 trabajadores que fueron despedidos de Garbarino en Mar del Plata a mediados de noviembre aguardan con plena incertidumbre por la recuperación de los sueldos, indemnizaciones y aguinaldos que les adeuda el grupo empresario y esperan prontas acciones en la Justicia para tratar de obtener respuestas concretas.

Desde que comenzaron los despidos repentinos dentro de la firma, el personal vive una situación profundamente "complicada" ya que sigue sin cobrar los haberes que les correspondían a partir de junio ni las liquidaciones finales que se enviaron por parte del grupo que encabeza Carlos Rosales.

Empleados consultados por 0223 reconocieron que, a través de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios y el sindicato que están en la ciudad se impulsaron reclamos en el Ministerio de Trabajo de la Nación y "en todos lados" sin obtener mayores resultados. "A esta altura, ya no queda otra que iniciar acciones legales y esperar", lamentaron.

Recientemente, los dirigentes de la federación con autoridades del ministerio firmaron un plan para los 1800 despedidos que tuvo Garbarino en todo el país donde el Gobierno se haría cargo de parte de los sueldos y reduciría las cargas sociales para estimular la contratación por parte de otros privados.

Lo cierto es que el grupo, que también explotaba comercialmente la casa Compumundo, mantiene grandísimas deudas con cada empleado ya que adeuda salarios de junio a noviembre, más liquidaciones, cargas e indemnizaciones. "Solo de sueldos la deuda es de, por lo menos, 500 mil pesos y todo depende de la antigüedad también", graficaron las fuentes.

Si bien en Mar del Plata todos los trabajadores fueron despedidos, todavía hay 600 empleados que mantienen sus puestos en otros lugares del país, por lo que persisten las marchas y protestas contra la empresa en Buenos Aires, sin mayores certezas sobre lo que sucederá con las pocas sucursales que todavía sobreviven al grave conflicto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios de usuarios de Facebook