Garbarino comenzó a despedir empleados en Mar del Plata

A dos días de las elecciones, la empresa mandó los primeros telegramas a trabajadores de la ciudad. "Entre el lunes y martes, seguramente ya vamos a quedar todos despedidos", lamentaron, en diálogo con 0223.  

Tras una agonía de meses, Garbarino confirma una crisis irreversible. Foto: archivo 0223.

12 de Noviembre de 2021 19:16

Por Redacción 0223

PARA 0223

A dos días de celebrarse elecciones generales, Garbarino puso fin a la extenuante agonía con la que mantenía en vilo a sus empleados y este viernes avanzó con el envío de los primeros telegramas de despidos al personal que aún permanecía en relación de dependencia con la empresa que supo ser líder en venta de electrodomésticos.

"Hoy a la mañana llegaron los telegramas al gerente y unos seis compañeros y a otros les llegó el aviso de OCA pero suponemos que también son los telegramas. Y a otros no nos llegó nada. Pero la información que nos pasaron unos compañeros de la parte de administración en Buenos Aires es que entre el lunes y el martes ya quedaríamos todos despedidos", alertó a 0223 Ángeles Rauvet, delegada sindical de la firma en la ciudad.

La modalidad de despedido es similar a la de Compumundo, otra de las empresas que pertenece al mismo grupo que administra Carlos Rosales en todo el país: bajo la aplicación del artículo 247, solamente se comprometen a pagar la mitad de la indemnización que verdaderamente les corresponde a los trabajadores y se desligan del pago de todos los salarios adeuadados.

Con esta medida, además, Garbarino le saca la posibilidad a su personal de mantener el cobro del Programa de Recuperación Productiva (Repro), la asistencia salarial que garantizó el Gobierno nacional a modo de auxilio para compensar los incumplimientos en los haberes por parte del privado. "Ahora vamos a dejar de cobrar lo único que teníamos", apuntó.

A la espera de que lleguen el resto de los telegramas de despedido, el Sindicato de Empleados de Comercio ya analiza acciones y evalúa la posibilidad de avanzar con nuevas movilizaciones a futuro para visibilizar la situación. "La realidad es que todavía no estamos todos despedidos pero lo más probable es que así sea. Así que estamos esperando ver qué pasa y si hay que tomar algún otro tipo de acción", explicó la trabajadora marplatense.

"Estamos viviendo una locura"

La novedad de los despidos en Garbarino no solo repercutió en Mar del Plata sino en el resto del país, donde, en total, el grupo empresarios de Rosales definió el despido de 1800 trabajadores. A la fecha, ya no queda ninguna sucursal abierta, ni siquiera a modo de protesta. La sede de calle Ridadavia, la única que quedaba en pie en la ciudad, tuvo que cerrar porque directamente le cortaron la luz.

"No hay sucursales y todo lo que es personal superior, como supervisores o gerentes, ya fueron despedidos, por lo que no tenemos a nadie para comunicarnos o consultar", graficó Rauvet, sobre la desesperante incertidumbre laboral que vuelve a urgir en las últimas horas a más de 30 familias en Mar del Plata.

La única novedad a favor del personal es que este mismo viernes el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria a Garbarino por un plazo de quince días hábiles, una medida que implica la suspensión de todos los despidos por el lapso de las próximas tres semanas. Pero si se ve el camino que siguió hace poco más de un mes Compumundo, donde dos trabajadores locales perdieron su fuente de ingreso, el panorama no es muy esperanzador.

 "En el caso de Compumundo quedó todo en la nada porque cuando se presentó la conciliación obligatoria, ellos la negaron. Así que la situación está en stand-by. El tema es que la gente de Compumundo sigue despedida y sin cobrar nada porque les imprimieron los recibos de liquidación final y, lamentablemente, con los recibos que no cobraro", dijo la delegada, quien expresó: "Estamos viviendo una locura".

 

 

Comentarios de usuarios de Facebook